maestro-mehir-cadenas-rotas

¿Qué le pasaría a usted si intentara llevar una vida lo más sana y noble posible, a pesar de la locura de este mundo, y un día, sin saber por qué, se lo llevaran preso?

maestro-mehir-cadenas-rotas

Una señora mayor, profesional, bióloga, que ama el estudio y la investigación, que hace años está buscando una fuente de paz en lo más profundo de sí misma, dedicada al arte plástico, que ama la naturaleza y cuida con dedicación su jardín, que trata de ser buena y amable con sus semejantes, idealista, con fe en la renovación de la cultura por una educación de vanguardia… No porta armas, no se droga ni alcoholiza, no cometió jamás ningún delito, no le hizo mal a nadie…

Como pertenece a una escuela de conocimiento que es ciegamente tildada de “secta”, allanan su casa y se la llevan presa. ¿Es la época del Proceso? ¿Es acaso una militante política como aquellas que eran llamadas “subversivas” por la dictadura militar? No. Estamos en el 2011 y dicen que en democracia. Después de 21 días recién le toman declaración (cuando la ley dice que son 24hs.). Permaneció 48 días presa en el infierno social instituido llamado cárcel. Este es su relato, con pocos adjetivos, sólo hechos enumerados como una paradoja sin resolución, sin agregarle a la descripción del infierno arbitrario de la impunidad corrupta, otra cosa más que su dolor…

Carta de Miriam

Hubo dos allanamientos al lado de mi casa y uno en la mía, ambos con gran despliegue: policías de civil, otros uniformados, otros encapuchados, con perros rastreadores. Las preguntas se caracterizaban por ser insidiosas y prejuiciosas. Al segundo allanamiento se suman tres mujeres policías. Antes de llevarme me trasladan a un cuarto donde me requisan. Soy transportada, escoltada por un oficial y esposada, hasta la comisaría de Carlos Paz.

Una médica me hace preguntas de rutina y controla si tengo marcas y cicatrices en el cuerpo. Tengo que entregar todo aquello que sea metálico. Pido que me dejen tener el rosario pero no es posible. Todo parece un feo sueño…

Me toman los datos y sacan las huellas. Veo las caras de los policías: algunas endurecidas, muy pocos parecían “normales”, “comunes”. Me da temor estar sola con ellos. Luego me llevan a una celda pequeña casi sin luz (solamente llegaba algo de luz desde un pequeño patio central), fría y húmeda. Por ser la única mujer me encierran con candado y los detenidos caminaban por el pequeño patio (sólo desde el patio se podía ver el cielo). El aire invernal entraba por éste hasta la celda. Todo me asustaba, los detenidos, los policías. Desde este patio los detenidos veían mi celda, no tenía intimidad. Luego dos de ellos (un señor de edad y un joven) me traen dos frazadas; también me explican cómo tapar con una de ellas las rejas para aislarme del frío. Así pude estar fuera de las miradas extrañas a costa de perder la poca luz que podía entrar a la celda.

Dana, la abogada, me traía abrigo, comida caliente, bebida. Pero comer me era muy dificultoso. Me esforzaba en hacerlo porque sabía lo importante de estar fuerte. Ir al baño tenía su complicación: tenía que gritar muy fuerte para que me escuchara algún oficial. Éste encerraba a todos los hombres en las celdas: “Adentro, la señorita tiene que ir al baño”. El baño era un retrete sucio sin puerta ni luz. Mientras yo lo usaba el policía se quedaba a un costado. Fue una situación muy incómoda, me sentí denigrada. Volver a pasar por esta situación me daba mucha resistencia, por lo que trataba de tomar poco líquido.

Para higienizarme diariamente pedía un balde con agua caliente. Esperaba el momento en que encerraban a los hombres para dormir. De los cinco días que estuve en la comisaría de Carlos Paz sólo uno estuvo una oficial que me facilitaba las cosas y con la que me sentí más cómoda.

Como no podía tener los anteojos me llevaron unas fotocopias ampliadas de “El Blanco Invisible”. La lectura era una caricia para el alma, me devolvía a mi “verdadero mundo”. Me devolvía cierta fortaleza, ordenaba mi mente. Calmaba el frío del alma. Este frío, en lo corporal, se manifestaba en un temblor difícil de controlar. Me explican que iba a tener que pasar el fin de semana en esas condiciones. Me parecía imposible de soportar.

Una de las noches escucho muchos gritos, eran dos mujeres. Uno de los detenidos me dice que eran conocidas, una pareja de lesbianas con alto grado de locura y tal vez con SIDA. Y que tal vez tenga que compartir la celda con ellas. ¿Cómo afrontar esta nueva situación?

Tengo palpitaciones, intranquilidad, miedo. Estas emociones duraron hasta el otro día en el que me entero que se las habían llevado a un “loquero”.

Desde la celda escuchaba la conversación de los hombres sobres sus necesidades sexuales… Otra noche una pelea entre ellos que no llegó a agresiones físicas porque son separados del resto de los compañeros. Después de cinco días me trasladan a la cárcel de Bower. Nuevamente firmo papeles, huellas digitales, fotos…

Mi sensación era que cada trámite burocrático sellaba cada vez más el encierro. Después de cinco días pude ver por primera vez el sol y sentir el calorcito de la mañana. Cuando llegamos a Bower me sorprenden las dimensiones, una pequeña “ciudad carcelaria”. Nuevamente datos, firmas, huellas. Soy tratada con cierta hostilidad. Me preguntan por el “abuso”: “-¿Hacia un menor? ¿un familiar?”

“-A nadie, no sé de qué se me acusa”. No me creen. Desconfían. Me llevan por galerías semi-cubiertas hasta uno de los pabellones. Camino por primera vez desde que empezó la pesadilla, respiro un aire fresco, siento que recupero algunas unidades de vida…

Me dan un reglamento penitenciario y me explican que si tengo algún problema con las carcelarias tengo que avisar a la “Burbuja” (lugar blindado donde hay una policía vigilando el pabellón). Esto me pone una alerta.

La diferencia de impresiones es tan contrastante con lo que hasta ese momento había vivido que siento una inesperada alegría. Tengo un colchón para dormir, sábanas limpias. Me baño (con agua caliente) por primera vez, un cuarto con inodoro y lavamanos limpio. Algo se relaja adentro. Eran condiciones más humanas. Pero una nueva situación me tensiona: tengo que convivir con aproximadamente 24 mujeres. Algunas caras son muy hostiles, algunas mujeres parecen hombres, cabezas rapadas, miradas poco amistosas…

¿Cómo sobrevivir? Lo primero que pensé fue en la supervivencia física. Observé a la que me parecía “más peligrosa”. Tal vez tendría que usar el lien-chi para defenderme. Luego aprendí que había cosas peores que un enfrentamiento. Existían “castigos” y “celdas de aislamiento” para aquellas que producen alboroto. Decido que ante cualquier situación hostil no me iba a defender, esto era preferible a las sanciones disciplinarias. En una tercera instancia veo que yo no era la única que tenía miedo. Yo era un elemento nuevo y desconocido para ellas y esto también las atemorizaba. Miedo a sufrir por lo adverso, lo hostil. El miedo prehistórico de una humanidad instintiva, agresiva, desprotegida. No era en ellas donde estaba el peligro, tal vez el peligro estaba en mi mente invadida por todos los horrores y temores de una humanidad abismada.

Después del primer impacto veo a través de la ventana de mi cuarto. Veo el cielo, las palomas, los teros y también los barrotes que me separan de ellos. Más allá un alambrado alto con alambres de púas, y más allá de éste otro igual pero electrocutado con torres de control alrededor. En un momento sentí cómo la supuesta coherencia se podría romper: estaba al borde la locura. Tenía los poemas, los repetía y repetía, ellos me rescataban. Convivía con la locura interna, no caer dependía de mi decisión…

No conozco los códigos de convivencia, soy rechazada por un grupo (cada grupo psicológico ocupaba una mesa en el momento de comer). Alguien que vio la escena se me acerca y me dice que estoy invitada a su mesa. Y me da un plato para que pueda hacer la cola para recibir la cena. Luego una de las señoritas de la mesa me cuenta que acostumbran reunirse todas las noches para rezar.

Acepto la invitación. Lo que parecía esperanzador no siempre lo era; entraban en llanto, en catarsis por las acciones cometidas. Almas gimientes, estertores de almas abismadas…

Sí, estaba con el estrato más bajo de la humanidad. Dolor, mucho dolor. Convivía con el estrato más bajo de la humanidad. Asesinas de sus propios hijos, prostitutas, drogadictas… almas atormentadas, mujeres impotentes y violentas que se golpean contras las paredes o se hieren los brazos o se quieren suicidar con las propias sábanas.

En este abismo también hay “escala de valores” por los cuales había comentarios y cierta marginación hacia mí por ser de una “secta”.

Cuando las turbulencias internas eran muy fuertes y ni el entrenamiento ni las plegarias me devolvían al centro, pensaba en mi maestro. Veía su alta dignidad, su espíritu de samurai que ningún temor doblega, su sabiduría. Mi alma lo reconocía y en ese reconocimiento me llevaba a otro mundo.

Después de 21 días, llega el momento temido y esperado, el día en el que me iban a leer el expediente y me iba a enterar de qué se me acusaba. La noche anterior me avisan: “-Salís de comisión” (o sea, salía de la cárcel al tribunal). Era enfrentar a la ley sin justicia. En estas circunstancias (al igual que cuando llegaba el día de visita) tenía que pasar por requisas muy desagradables, que incluían mostrar el ano en una posición también muy desagradable.

Viajo en una camioneta obviamente sin ventanas que me permitieran ver el exterior, ni luz, con las manos encadenadas, y además encadenada al asiento. Me sentí desprotegida y con un poco de asfixia, claustrofóbica.

Me llevan a la fiscalía (único momento en los que me sacan las cadenas), otros papeles que firmar… solo me tranquilizaba la presencia de mis abogados. Escucho el expediente en estado de “conmoción” (el mismo estado que se repitió cuando me llevan de mi casa, el mismo estado cuando me dan la libertad).

Las situaciones vividas eran tan fuertes que rompían el orgullo, la soberbia… ablandaban mi corazón de muchos sentimientos desagradables. En este estado no había gusto / disgusto, ni juicios ni prejuicios. Mi corazón estaba más sensible, parecía haberme sacado corazas, costras. Podía sentir el corazón de cada hermano de camino cuando los repasaba con el recuerdo. Pero luego fui aprendiendo códigos de convivencia en la cárcel y empecé a “acomodarme”, y en ese acomodarme el corazón se defendía y rearmaba. Un sabor desagradable volvía a aparecer… ¿Cómo volver al estado anterior? ¿Cómo cambiar el estado de conciencia más allá del dolor?

La última noche en Bower me avisan: “-Salís de comisión”. Otra vez la desagradable requisa, el traslado, las cadenas, los candados…

Me llevan a la fiscalía frente al fiscal: “-Señora, está en libertad.

Salgo sin saber dónde estaba ni hacia dónde ir. Camino y camino sin rumbo… hasta que encuentro a la primera persona conocida y querida, Uriel… cada encuentro con un hermano era un calorcito para el corazón…

 

Mirá a Miriam cuando fue liberada por falta de méritos

36 comentarios
  1. Adrián, vendedor Dice:

    Miriam estamos con vos de corazón. Que todos los responsables paguen por su accionar patético, inmoral e inconstitucional. Que esta gente vea lo que te hicieron.
    Además recuerdo al padre de Gastón -que le reconoció que escribió en la Voz del in(f)erior-, diciendo allí que metieron a Miriam en prisión para que aparezca Mehir, algo horrible en todos los aspectos en lo que respecta a la violación de los derechos humanos.

  2. Mariana S Dice:

    Creo que la justicia divina hará lo suyo, y las personas responsables pagarán por sus actos. Por suerte Miriam ya está con nosotros lejos de lo que tuvo que vivir, Haciéndose más fuerte cada día.

  3. Mariana - Odontóloga Dice:

    Cada día que pasaste en ese horrendo lugar recordé con fuerza a la Miriam de siempre, dinámica, entusiasta, artista, buscando el modo de ayudar, de ser correcta… no podía (tampoco quería) imaginarte en una cárcel así que opté por mantener viva tu libertad como si eso te ayudara (ademas de pedir a Dios que te protegiera).
    Hoy disfruto mucho tu compañía y valoro tus consejos.
    Tengo la certeza de que lo que sucedió no fue en vano y que todo es para fortalecer nuestro espíritu. Sea como sea la verdad siempre triunfa y por eso luchamos.

  4. Metralleta Dice:

    Una historia aberrante… una verdadera violacion de los derechos humanos…
    Cuando el gobierno viola los derechos del pueblo, la insurrección es el más sagrado de los derechos y el más indispensable de los deberes…

  5. María de los Angeles Dice:

    Para todos aquellos q creen q somos un grupo de locos, degenerados les comento q más allá de lo degradante de las situaciones a las cuales fue sometida Miriam, ella y todos nosotros cada día nos esforzamos por no condenar a los autores de semejante barbarie. Sólo Dios sabe q es lo q necesita cada persona para limpiar los errores cometidos. Es terrible conocer los tormentos de la injusticia q tuvo q soportar Miriam pero debemos fortalecernos y no permitir q el rencor ocupe nuestras mentes y corazones. Y esto es gracias a nuestro Maestro q nos enseñó q el rencor sólo es veneno para el alma.
    Igualmente pretendemos q se haga justicia porq una cosa no quita la otra. La sociedad tiene el deber de aprender a actuar justamente y con nobleza, evitar el perjuicio y prejuicio y por sobre todo a comprender q hay otros individuos más allá de cada uno a los q debemos intentar ayudar.

  6. Ailén Cañas Dice:

    Miriam, te agradezo por esta recapitulación, han cometido una gran injusticia, y pese a que es evidente el error de haberte tenido presa, es increíble que sigan empecinados en querer meter preso a nuestro maestro, están desesperados, buscando una ” zona gris”(indefinida) en las leyes constitucionales para seguir, inescrupulosos, haciendo el mal.

    Gracias por tu ejemplo. luego de tanto daño recibido, ni una pizca de odio, veo el trasfondo de tus palabras, un animo guerrero contribuye al retorno de nuestro maestro,

  7. Alejandro Dice:

    Miriam, es lamentable todo lo que he leido y lo que tuviste que pasar.
    Como dice la nota al principio parece una historia de la epoca de el proceso, parecida a como actuaba la dictadura que existio en nuestro pais.
    Me alegra mucho que estes entre nosotros nuevamente.

  8. Marisa Dice:

    Leer tu carta no provoca en mi mas que una gran tristeza y dolor, por todo lo que pasaste, por la justicia degradada en la cual vivimos, por aquellas almas atormentadas presas de sus propias malas acciones, por todo….
    Admiro tu gran FORTALEZA, no cualquiera podría haber pasado sin quedar anclado en la locura.
    Tengo la certeza que tantos años junto al Maestro te dieron la fuerza, la fe, la sabiduría de poder transitar esto.
    Sos un ejemplo de que la noble enseñanza del Maestro, la Magna Doctrina corre por tus venas.
    Anhelo que nadie mas tenga que pasar por situaciones de esta índole para demostrar que la enseñanza de El Cántaro sólo busca crear condiciones normales de existencia y la armonía del Ser.
    Anhelo que el Maestro pueda retornar en breve a seguir brindando su enseñanza que tanto necesitamos.
    Donde estés Maestro mi corazón está contigo.

  9. marcelo Dice:

    que se puede decir de tanto dolor injusto ,una persona totalmente inocente ,que simpre fue y es honesta en todo sentido hasta diria en las minimas cosas ,haber sufrido semejantes vejamenes .la verdad siento mucha verguenza por esta justicia tan pacata .la carcel es para los delincuentes y no para los inocentes …la carcel es para el trancita caminos de pervercion y miriam esta y estuvo muy alejada de todo eso como bien saben los que la difamaron tan falsamente. yo conozco a miriam y se de su honestidad y moral ..alguien preocupada por el dolor del projimo ,en el bienestar de la humanidad no merecia todo ese maltrato ..espero que todos los que difamaron y armaron todo este disparate digan la verdad y que reconozcan que inventaron todo esto por puro despecho y motivos egoistas justicia justicia para los verdaderos vejados para miriam ,para el maestro mehir .para el cantaro . una vez mas justicia por favor

  10. pablo h Dice:

    yo quisiera saber quien nos protege de la “sectas” de la justicia, la policía, la fiscalía, etc…. instituciones nefastas que manejan este país… da mucha bronca. Este es el sistema que tanto defienden. esta es la forma de pensar que les parece correcta. Todos sabemos lo dificil que va a ser que la gente que cometió el delito de tener encarcelada a Miriam todo ese tiempo, cumpla una condena efectiva. Este es el pais de la mafia. Imaginense la cantidad de gente que le habra sucedido lo mismo y ni te enterás.
    es horrible todo lo que tuviste que pasar, Miriam, además de peligroso.
    Y la forma en que lo describís es propia de alguien con mucha sensibilidad y comprensión. Me alegro que ya no estes en ese infierno.

  11. María Paula Docente Dice:

    Bueno …después de este relato de película de terror?Quién es quién?Por favor limpien el honor de Miriam,de nuestro Maestro ,de todos nosotros, que somos gente de bien.Creo en la justicia y sé que dentro de poco tiempo,cuando Dios diga que es el momento señalado comenzaremos a colocar el primer ladrillo del Instituto El Cántaro.Así será.Los que ahora nos condenan también tendrán en ese momento las puertas abiertas.No vamos a olvidar ,si perdonamos-“no saben lo que hacen”-pero somos guerreros y con dignidad luchamos para que todo este injusto momento termine.Se hace imperioso que se retiren los cargos contra Mehir.Mientras tanto seguimos esperando activamente,unidos por la enseñanza.

  12. Nadia Dice:

    Miri-Miriammm…. me cuesta mucho expresar lo que senti al leer tu relato… senti el dolor, la asfixia, la degradacion, la discriminacion… y tbn senti al Maestro, y tu regocijo ante los hermanos de camino.

    Ese es el calorcito que nos mantiene unidos… y nadie nos puede sacar eso… CERTEZAS del alma, que recuerdan la luz.

    Sinceramente, no le deseo a NADIE, ni a las tres denunciantes, ni a Mazzuchi, ni a Navarro, ni a ninguno de los silenciadores del verbo, que pasen por una situación asi…

  13. Manuel Dice:

    Hasta cuando la sociedad va a actuar con tanta barbarie. Cuando la humanidad comenzará por fin a tomar desiciones y juicios sin afectación?
    Que tiene que ocurrir para que esos sujetos nefastos que encarcelaron a Miriam y persiguen al Maestro nazcan a una vida un poquito mas amorosa?

  14. Mabel Dice:

    Realmente conmovedor este relato, escalofriante, eso habla de la miseria humana y la falta de valores en donde la voz de la Verdad es silenciada y la Consciencia es apenas una perla cristalina en la oscuridad de los tiempos.

    Tu Valor ante tamaña adversidad nos d i g n i f i c a, cuanta Fortaleza nos hace g r a n d e s.

    Miriam, un ser de rabino, un ser con convicciones, un ser con camino, un ser con destino.
    por siempre agradecida al Maestro Mehir, no se pero siento que sus pies ya comenzaron a desempolvar el camino de los hombres.

  15. Nicolas Dice:

    Gracias a Dios, y mal que les pese a los responsables de esta abominación (como Eduardo Slutsky y otros tantos padres “amorosos”), la JUSTICIA Divina existe. No hay sitio donde esconderse de las consecuencias de los propios actos, no hay sitio donde el Supremo Creador no llegue con su mirada Filosa.

  16. Yolanda Dice:

    Muy conmovedor tu relato Miriam, simpre te recuerdo llena de convicción, devoción y fortaleza.
    Sos un ejemplo de fuerza inquebrantable.
    Siempre tierna, suave, dulce.
    Anhelo que lo que te sucedió, no le suceda a nadie.

  17. silvana Dice:

    Es muy dificil por lo menos para mi, leer este relato y no sentir como se anuda el corazon
    Fue doloroso imaginar a miriam en la carcel sabiendola inocente sin saber ni la mitad de lo que vivio. Una aberracion
    Y es muy triste ver el inframundo, el infierno en el plano de lo concreto, COMO LAS ALMAS ENCEGUECIDAS VAN RUMBO A LA FATALIDAD.
    La injusticia y la impunidad son los protagonistas, la falta de respeto a la integridad del ser.
    Los responsables, sabian… Las huellas de haber pasado por semejante lugar no se borran…
    QUIEN RESPONDE ANTE SEMEJANTE HECHO DELICTIVO? SI, DELICTIVO!
    Lo unico que tranquilizaba de esta situacion, era saber que Miriam es una guerrera y tenia herramientas para salir adelante, herramientas que le dio Mehir, nuestro maestro y que asi de contundente como lo es esta carcel infrahumana, (estracto de las condiciones actuales) lo es la semilla que nuestro maestro planto en nosotros, esperanza, amor y fe.
    ¿quien tiene la sangre tan fria para mandar a una mujer inocente a semejente lugar? alguien enceguecido, ¿quizas por el poder? alguien que no es y de este modo busca ser? ser victima, ser reconocido, ser poderoso, ser famoso
    ES SER UN CER-DO NO ES PREFERIBLE SER UN SER?

  18. Marcela Dice:

    Miriam respeto y valoro tu entereza.Gracias a tu fè y certeza en el maestro te mantuviste firme y perseverante en este camino con corazòn.
    Con este relato sentì la impunidad, la injusticia y el VERDADERO ABUSO que obraron con Miriam.
    Solamente el paso del tiempo va hacer que se borren estas amargas e injustas vivencias.
    Vos Maria Kogan, que sentis sabiendo por lo que tuvo que pasar Miriam injustificadamente!
    Nunca valoraste nada, y mucho menos el cariño, y todo lo que hizo por vos Miriam durante años.
    Creo en la JUSTICIA DIVINA mas alla del mundo de los hombres corruptos.
    Y sueño con la vuelta del Maestro,porque la verdad va a salir a la luz, y van a tener que levantar los cargos contra el Maestro Mehir.

  19. shani Dice:

    Yo no pertenezco a la escuela del SR.MEHIR, pero, buenas ganas tendría! pués vengo siguiendo sus relatos, noticias dadas, y … es tan clara LA INJUSTICIA cometida! qué las palabras me sobrarían, entonces solamente pondré letras para los profesionales de las mentiras, y espero armen una frase que les pertence y va desde toda mi alma…
    A los acusadores, Q ***

  20. Nicolas Dice:

    Esta carta muestra:
    Al final, las supuestas victimas se convirtieron en los victimarios.
    De la peor especie, crueles, asesinos, corruptos.
    A Miriam le quisieron lavar el cerebro en la carcel, un buen lavado de lo que en este mundo se llama “lo normal”.

    Claramente que tenemos que reaccionar, y por supuesto que lo estamos haciendo, porque atentaron y atentan contra los derechos humanos de ciudadanos buenos y eticos, demostrable plenamente en hechos.

  21. Corina Dice:

    Es una barbaridad lo que se ha cometido con Miriam,los ciudadanos no tienen (como yo tampoco la tenia)la menor idea de las injusticias terribles que se cometen con las personas.Es por demas notorio que en esta cultura no hay valores de ningun tipo pero uno no alcanza a darse cuenta de la escala a la que llegan las cosas hasta que no pasa en un entorno cercano.Como se puede encarcelar durante 48 dias a una persona que no cometio ningun delito?Es que cualquiera puede venir a denunciar a otro falsamente y al denunciado se lo encierra “por las dudas”??Es un nivel de locura alarmante .Gracias a Dios en este caso Miriam esta con nosotros de nuevo

  22. Paula Dice:

    La verdad que este relato es terrible. Creo que a todos quienes conocemos a Miriam el solo hecho de imaginarla en prisión tan injustamente, nos resultó indigesto…pero todos los detalles de tamaña injusticia es terrible.
    Terrible que aun hoy suceda, en una ¨sociedad¨ .
    Me genera mucho dolor ver que no es esto una sociedad, ni que las supuestas instituciones protectoras son ésto..
    .cómo puede uno confiar en éstos personajes que dicen ser ” justos en la ley”?
    Gracias a Dios, tenemos un Maestro que con su ser nos ha enseñado y demostrado con una paciencia infinita que la bondad vence todo, que el Amor todo lo vence.
    Me da incluso mucha tristeza de todo lo que se han dibujado en su vida las mujeres y hombres que llevaron a cabo las acciones que formularon éste infierno por el que con tanta altura y entereza moral y espiritual pasó Miriam sin ser doblegada….ojalás algo en sus seres comprenda que no hay mal que haga doblegar a la certeza de la Verdad. Y ojalás se arrepientan de corazón de sus horrores…sepan que ya se han labrado grandes dolores por los dolores que han gestado en otros.-

  23. mariana / decoradora Dice:

    Me cuesta pensar, no quiero pensar que pasaste por todo eso Miriam. ¡Lamentablemente sé que es verdad. Pero tamién es verdad que siempre fuiste una verdadera guerrera. Siempre cerca del maestro y creo que eso pudo ayudarte bastante. Por suerte hoy estás acá .
    Ojalá él pueda regresar pronto.

  24. Gabriela P Dice:

    Cuando estabas en ese terrible lugar me imaginaba por lo que podrías estar pasando, y me costaba dormir tranquila. El comprobar mediante tu relato el horror por el que pasaste y cómo has salido adelante, cómo en tu día a día seguís insuflándonos a todos nosotros a que sigamos en la lucha, me maravilla.Me generás un mayor respeto que el que te he tenido siempre, me dan ganas de tener esa misma fortaleza, de hacer que mis pulmones se vuelvan fuertes y no sigan mal acorde a la gran tristeza que todo lo que estamos viviendo me generó desde su comienzo. Me siento renovada de optimismo cada vez que te escucho y recuerdo nuestras grandes charlas desde que estoy en la Escuela.Y tu ayuda en tantas cosas!!!!
    Sé que todo lo has batallado con una gran fortaleza interna propia de una digna discípula de Mehir. Y sé que él desde donde esté te ha enviado siempre su Amor y su Fuerza.
    Gracias por compartir todo lo que has vivido, para que nos despierte aún más a querer luchar contra la Injusticia, contra las Malas Acciones de la gente inmoral, contra la Mentira, contra la Hipocresía.
    Te quiero Mir y sabés que podés contar conmigo en lo poco o mucho que pueda ofrecerte.

  25. Ricardo,carpintero Dice:

    Indignación. Bronca. Un cúmulo de emociones difíciles de consignar. Eso siento. Y no quiero dar rienda suelta a todo lo que siento, pues una parte importante de la disciplina de Escuela nos enseña precisamente el control de las emociones negativas. Pero este espacio de manifestaciòn escrita ,debería ser útil por lo menos para que nunca más nadie tenga que pasar por todas las barbaridades cometidas contra nuestra buena Miriam.
    Asì que el repudio con que nos dirigimos a los responsables de tamaña injusticia tenga un buen fin.
    Que no pase ni un día sin que recordemos lo que tuvo que pasar nuestra compañera, hasta que esto se termine y quede bien sellado en la opinión pública de este país, quién es quién . Quién es honorable y humanitario y quién un corrupto y mentiroso.

  26. Analia Dice:

    La verdad es que no pude leer la carta de corrido, varias veces tuve que detenerme, sensaciones muy dificiles de comprender.
    Yo me pregunto, Mazuchi, Lombardi, Lavayen, Andrea l Rios, Silleta, Carreras, Navarro, Señor padre preocupado… cuanta frustracion, cuanta miseria, cuanta imaginacion de “supuestos justicieros” habita en su corazon?? Sepan que todos fueron complices de que Miriam Macias, una mujer verdadera, con significados verdaderos, transite los sitios mas oscuros y crueles que en su relato estan tan sencillamente descriptos. Si Miriam no fuese guerrera, fuerte, sensible, inteligente, podria haber enloquecido por toda esta mentira inventada por ustedes. De todos modos, queda claro, ustedes viven cada dia de su vida encerrados en sus propias mentiras, en su propia carcel.

  27. Pau B Dice:

    Miriam.. es muy injusto por lo que tuviste que pasar.. la verdad es que este fue un cuento de terror en vivo y en directo sin lugar a dudas. Pasar por esto no se lo deseo ni a mi peor enemigo. Las imágenes que me llegan a la mente de vos son de bondad, entera disposición, y alegría. Asi es como prefiero recordarte. Y a los mentirosos, calumniadores.. no sólo tendrán que purgar sus mentiras en la otra vida, sino que ya deben tener su propio infierno aquí en la Tierra.

  28. Iara Dice:

    Gracias por compartir este relato con nosotros, a pesar de lo que debe significar traer todas esas imágenes de vuelta a tu cabeza cuando ya todo se calmó.

    Es tu fortaleza, para seguir adelante, el impulso para los que te acompañan.

    No tengo muchas palabras pero si una gran sonrisa porque hoy puedas volver a compartir con nosotros VIDA…

  29. Fernanda Dice:

    Y todo esto por nada!!! sufrir tanto injustamente!!!!
    Esto es lo más grotesco que vivimos, pero desde el 12 de junio toda la escuela es neciamente juzgada.

    Miriam admiro tu fuerza interior, si saliste ilesa de tanto dolor e injusticia obviamente tu alma está templada en una escuela de conocimiento.
    Levanten los cargos contra Mehir!!! Las razones están a la vista!

  30. Andrea Dice:

    No puedo creer Miriam lo que viviste. Es muy conmocionante y no pude dejar de sentir con tu relato que el destino te llevo a ese lugar para que puedas ser canal de algo muy grande. tu experiencia me hizo sentir mucho dolor, pero un dolor compasivo hacia la humanidad entera, por estar en condiciones tan pobres.
    No tienen derecho estas personas mentirosas de haber generado esta situacion, cuando vos hiciste tantas cosas por ayudarlas. todo el mundo deberia leer esta carta. Cada vez me siento mas orgullosa de pertenecer a la Escuela El Cantaro y ser discipula de Mehir.

  31. Nicolas Dice:

    a los fiscales interesados, los jueces comprados, la policia alquilada, los politicos estrategas escaladores del poder desenfrenado, los sectarios de las religiones “oficiales” que planean destruir nuevos movimientos, los periodistas que se venden al mejor postor, las damiselas de falda corta y lengua larga, los impotentes aburridos de la proyección iracunda, los medios masivos que desparraman el vomito resultante de esta mezcla inframundana. BASTA!

  32. Alina Dice:

    La carcel, una institucion aceptada, funcional para una sociedad proyectiva y destartalada.

    Hay que mandar asi como asi a alguien ahi adentro…y no tomarle testimonio…y dejarla pasar un temporada en el infierno….

    Detentadores de poder, crueldad en su maxima expresion.

  33. Alicia Dice:

    Miriam! ! Toda la energía y la buena onda para vos!!Hemos visto juntas la barbarie en épocas de colegio, te acordás? Compañeros muertos y desaparecidos. Quién iba a decir que tantos años después la barbarie sigue intacta. Me estoy enterando ahora de todo lo que ha pasado…no sabía nada, y es escalofriante para mí. Pero tú has estado en primera fila en la batalla. No es casualidad. Es un puesto de honor! Gracias por haber estado ahí. Gracias por haber demostrado qué es ser una discípula de una Escuela. No sabemos si la barbarie dejará de existir algún día, pero sí sabemos que gracias a seres como vos, se puede llegar a comprender que el Amor puede existir en cualquier parte.. Amor es lo que se ve a través de tus palabras.En la cárcel, y aún en el sitio más horrible de la tierra puede existir el Amor! La barbarie no puede detener el Amor, como dos o tres sombras que se cruzan no pueden detener la Primavera.
    A veces un pequeño pez le pregunta a su madre, “Madre, dónde esta el océano?”, y ella contesta, 
    “Muéstrame donde no hay océano, y yo te mostraré el océano.”   (Rumi) Un abrazo grandote!

  34. Naty Dice:

    Fuerza Miriam.
    Te quiero mucho y llevo tus enseñanzas en mi corazón. Saludos para quien fue y es, MI gran maestra personal. Gracias por recordarme con cariño, como se que lo haces.
    Naty.-

  35. mirta Dice:

    mirian, admiro tu fortaleza eres una mujercita valiente que a sabido sobrellevar esta dura prueba, te quiero mucho y siempre has estado en mis oraciones un fuerte abrazo

  36. Ruben Dice:

    Y los días que estuviste detenida y fuiste vejada quien te los devuelve? alcanza con ese falta de merito? la verdad muy triste lo que has tenido que soportar por pensar distinto, la ignorancia es el peor de los males y muchos ilustrados ignorantes lo padecen. En tu situación demandaria al estado y a los que ordenaron el allanamiento y tu detención, no por venganza sino para que otros inocentes no tengan que padecer.

Los comentarios están desactivados.