maestro-mehir-naturaleza

Hace algunos años, siete para ser más exacta, tuve el honor de conocer al maestro Mehir, y digo “tuve el honor” porque por vez primera pude dar con un ser que no sólo tenía tan nobles y altos ideales humanitarios, sino que los hacía carne en su propia vida, en sus acciones cotidianas, en su relación con todos aquellos que lo rodeaban, intentando perfeccionarse cada día, siendo intransigente consigo mismo, buscando y defendiendo la verdad, el honor y la honestidad en su enseñanza.

Entregado plenamente a la tarea de educador, no vi que viviera más que para enseñar a sus discípulos, mediodía y noche. Absolutamente todos los días de todos los años, no existía nada más para él que la enseñanza a sus discípulos. Tal es la nobleza de la que está envestido, tal es la adhesión a sus verdaderos ideales y tal la fuerza de su corazón y de su amor.

Dos años después de egresar de la facultad, luego de recibir el fuerte impacto de la realidad que acontece en la medicina actual, de la frialdad con que se atiende a las personas en los hospitales, de las negligencias médicas que se cometen por el egoísmo y falta de amor al prójimo, del comercio que implica la medicina, donde lo más ausente es la contención y la intención de curar al otro, llegué a esta escuela de conocimiento, donde los valores y los fines eran los del verdadero humanitarismo, y entonces, no tuve ni tengo dudas, con todas mis facultades mentales en orden, elegí y elijo libremente dedicarme en esta escuela a aprender a ser un ser más humanitario, más amoroso, más contenedor. Sé que a partir de ahí voy a poder ejercer otro tipo de medicina y de ser otro tipo de madre, otro tipo de mujer.

Hasta ahora los títulos, diplomas y cursos, no he visto que enseñaran otra cosa más que una fría ciencia escéptica y el modo de obtener dinero más rápidamente jugando con la salud de las personas. Creo que primero deberíamos todos aprender y enseñar a ser más humanitarios.

En esta escuela, me fue dada la oportunidad de aprender que existe otro tipo de medicina, más natural, menos invasiva. Aprendí que se está enfermo antes de estar enfermo, antes de que cualquier enfermedad, y más aún una enfermedad terminal, se manifieste, y que si uno aprende a ver los signos en la forma de pensar, en el manejo de sus emociones, en el manejo energético, en la forma de alimentarse, a lo largo del tiempo, hay mucho que se puede hacer para que las enfermedades no se manifiesten. Aprendí también que no hay que agredir y bombardear el cuerpo físico con medicamentos, pues estos se convierten en toxinas iguales o peores a las fabricadas por nuestro propio cuerpo, y que si fuera estrictamente necesario utilizar medicamentos, habría que utilizar los medicamentos más inocuos, con menor cantidad de efectos adversos.

Aprendí también a sanear mi cuerpo por los medios más naturales posibles a través de un correcto entrenamiento físico y energético que estimule al cuerpo a liberar las toxinas productoras de enfermedad y a través de una correcta alimentación.

Hace un mes y medio los medios de comunicación inescrupulosos, arengados por un grupo de ex discípulos infames, lanzaron una campaña de difamación contra la figura del maestro Mehir y nuestra escuela de conocimiento, llenando los periódicos y titulares de los noticieros, con mentiras, inventos sobre enfermedades sexuales, sobre abusos sexuales, sobre drogas, sobre uso ilegal de la medicina, manejos psicológicos, lavados de cerebros y vaya a saber cuántas otras cosas ridículas más inventaron y van a inventar para llevar adelante este siniestro.

Conocemos perfectamente el grupo de personas, si se las puede llamar así, que realizó esta difamación, con nombres y apellidos, son precisamente aquellos que se retiraron de la escuela por inmorales y deshonestos. Se trata de un grupo de gente que a pesar de toda la enseñanza que el maestro les ha dado, no pudieron revertir su proceder y su forma de pensar. Tampoco obviamente pudieron escuchar ni aceptar semejante verdad, e invadidos por la ira y el orgullo herido, simultáneamente avalados por algún adinerado detentador de poder y un falso poder judicial que ve una sabrosa oportunidad para enaltecerse, tramaron esta vergonzosa infamia contra un ser de talla tal como la que rara vez pueda encontrarse otro, y de inestimable valor para aquella cultura y aquella sociedad que quiera algún día esgrimir verdaderos valores humanitarios de vanguardia.

Ha sido una exposición horrible la que han hecho sobre la figura del maestro y sobre la mía como profesional. Desde que ingresé a la escuela estoy al tanto de cualquier desequilibrio fisiológico del maestro y puedo decir clara y conscientemente que sus manifestaciones patológicas nunca han pasado más allá de un resfrío, una simple congestión, y en estos dos últimos años, por el largo correr del tiempo sobre su cuerpo exigido toda la vida en el entrenamiento físico y en las interminables horas dedicadas a la enseñanza, sufre de hipertensión crónica y su corazón se encuentra más débil y cansado.

Asímismo, es reticente a ingerir medicamentos y debido al excelente cuidado de su cuerpo, de su energía y su alimentación y los esfuerzos que realiza a diario para ejercer control sobre sí, rara vez ha llegado realmente a afectarlo. Es muy claro para mí ver como la energía curativa gestada por su disciplina y su alto nivel de voluntad gestan un dominio tal sobre su cuerpo, que esta afección en su sistema circulatorio no impide que lleve su vida a cabo con pleno ánimo y entereza.

Por todo esto y por mucho más, puedo decir que el maestro jamás padeció ni padece de ninguna enfermedad de tipo infecciosa, ni venérea ni de ningún tipo en ninguna parte de su cuerpo, y nadie que pertenezca a la escuela, presenta síntomas ni es portador de semejante enfermedad. En la escuela, alguien que pudiera llegar a contraer semejante enfermedad, estaría denotando una bajeza moral tal de su ser, que debería cuestionarse el motivo que lo condujo a dicha instancia e intentar con total sinceridad revertir ese cuadro, de lo contrario se alejaría completamente de la enseñanza.

Si alguna o algunas de estas “mujeres ofendidas” alguna vez presentó dicha patología verdaderamente la contrajo antes de ingresar y sinceramente no habla muy bien de ellas. Igualmente tampoco sus consultas han sido atendidas por mí, porque de inmediato hubiera otorgado los consejos pertinentes. Así que creo que sus mentiras van a tener que ser más ingeniosas, porque las que dijeron hasta ahora no son creíbles por alguien que tenga un mínimo de inteligencia y sepa corroborar adecuadamente que las declaraciones de esta gente no son ciertas. Por supuesto que tampoco son ciertas las declaraciones sobre prescripción de mi parte, mucho menos ansiolíticos. Por el contrario, en la escuela se propicia una vida sana, lo más natural posible, libre de cualquier sustancia tóxica, estimulando todo aquello que favorezca la salud del cuerpo, y el pleno desarrollo del alma y el espíritu.

Entonces pregunto, ¿de qué se nos está acusando? ¿Por qué nos persiguen? Aquel que lee nuestras notas y tiene dos neuronas, sabe y puede darse cuenta de qué se nos acusa y por qué nos persiguen. Para nosotros es muy claro. Se nos persigue por pensar, por pensar verdaderamente, por buscar la verdad, por exponer verdades que para esta sociedad estructurada y ensombrecida serían interpretadas como una amenaza cuando en realidad son una vanguardista filosofía “curativa” para el ennoblecimiento y enriquecimiento de la cultura. Somos verdaderamente, la orquesta de bombos y platillos en una sociedad donde todos se tapan los oídos con los dedos y nadie, o mejor dicho muy pocos, están dispuestos a escuchar.

Es claramente una persecución ideológica sanguinaria en la supuesta “Argentina de la libertad” libre de la dictadura, la que se está realizando contra la escuela. ¿Al manejo de este tipo de justicia esperan que se haga accesible el maestro? Para ser detenido y encarcelado ¿por qué? ¿Por ser un hombre de bien, honorable, justo y sincero? ¿Por ser un educador de vanguardia? ¿Para ser apresado como Miriam Macías y demorando muchos meses en una cárcel, sin tomarle declaración, haciendo que se pierda el expediente, hasta que se les ocurra qué excusa puede servie para mantenerla detenida? ¡No!

Ruego a Dios que todo lo contempla que el maestro no vuelva más a este país y estoy claramente convencida de que si este caso no se resuelve con la debida justicia y coherencia todos los ciudadanos deberíamos sentir vergüenza del mismo. De igual manera, vergüenza debería sentir el poder judicial por permitir al fiscal de turno y a quienes lo rodean, tan grotescos errores en el manejo judicial, que hasta para alguien dotado de poca inteligencia y con poco conocimiento de los pormenores judiciales, le son obvios.

Pido resolutivamente que los verdaderos jueces y políticos de honor, de los cuales sé que quedan muy pocos, otorguen justicia a este caso, retiren el pedido de captura injustificado del maestro Mehir y la liberación de la inocente señora Miriam Macías.

Ana

15 comentarios
  1. Silvia B Dice:

    Querida Medica,por demás clara y elocuente toda tu exposición.
    Así como la Fe y la Certeza en el sagrado símbolo del Buda, aludiendo a la esencia primera y ultima de Escuela; así anhelo desde todo mi ser la (prontísima!!!) liberación de Miriam y el retiro del injustificado pedido de captura hacia Mehir

    “La oscuridad de la noche, es el saco que rebosa el oro del amanecer”… y…”La fe es el pájaro que canta cuando la aurora está oscura.” Rabindranath Tagore

  2. Gaston Dice:

    Medica
    Gracias por palabras tan claras y justas, Personalmente, pude ver la cara de las personas que allanaron nuestros domicilios, cuando vieron la copia del titulo que te acredita como medica, como se morian de verguenza al comprobar que habian comprado una de las tantas mentiras que perjeñaron los que orquestaron toda esta locura.
    Que se retiren los cargos que pesan sobre Mirian Macias y el pedido de captura sobre nuestro Maestro

  3. Nicolas P Dice:

    Esta carta es increible, por fin la medica de la Escuela dice lo que tiene que decir, luego de las blasfemias mediaticas que lanzaron tan descaradamente para mancillar la imagen de Mehir. Bien por la medica!

  4. Mariana Dice:

    Tal cual Doctora, esperemos que los jueces se den pronto ràpido y puedan al menos reivindicarse para que la verdad florezca.

  5. belen Dice:

    fuaaa que buena esta nota, a ver si la gente se convence, y se da cuenta que estos politicos corruptos estan buscando cosas injustas que nunca encontraron en la escuela, desde luego porque jamas existieron.

  6. alejandro Dice:

    si se ve que esta fiscalia compro una pelicula trucha ,. un cuento falso …demostrado ..con una medica con titulo y aca cuenta la verdad ..se ve un gran corazon yo le pediria al fiscal un poco de reflexion hace cuanto esta el maestro mehir enseñando en la villa mas de 10 años y siempre una conducta ejemplar respetando todas las leyes hasta la mas ilogica pregonando conducta moral ,.enseñado sin esconderse pregunto se envolveria en una historia turbia yo digo que no ..enseñaria buscando 2 intenciones digo que no el maestro simpre fue de una conducta intachable puedo decir que reprendia todo desvio moral y se apartaba de de cualquier desvio de la ley ..piense señor fiscal un hombre asi nunca cometeria ningun acto inmoral piensen los que mienten como van a eludir el juicio de dios al mancillar el nombre de seres inocentes piense señor fiscal se le fue la mano todos queremos justicia en especial con el gran ciudadano mehir .

  7. Marisol Dice:

    Son tan mentirosos en todo lo que dicen al respecto del maestro y todo lo que dijeron de vos que seria bueno si se pudiera poner en la pagina una copia de tu titulo para que vean que de falsa medica no hay nada, muy por el contrario hacia vos y el maestro solo tenemos el agradecimieto de la verdadera ciencia medica, de la enseñanza de la taumaturgia cuyo unico objetivo es que tengamos mejor calidad de vida.
    doy fe de que tus palabras son sinceras y a ellas adhiero.
    dios quiera que pronto se haga justicia verdadera

  8. Manuel Dice:

    No se dan cuenta cuan absurdo es todo?

    Acusan a un verdadero Maestro de conocimiento que ha continuado su ritmo de enseñanza a pesar de sus afecciones cardíacas, en donde otros hubieran desistido, él continuo con su proposito.

    Idealista como pocos.

    En este pais fundado por mazones, hago un llamado a que quienes valoren (con la escaces de idealismo que vivimos) los principios por los que el Maestro Mehir sigue dando su vida, den a conocer las aberraciones que estan cometiendo.

    Que los inmorales que estan cometiendo estos abusos retiren los cargos contra el Maestro Mehir, que permitan una posibilidad evolutiva con la construccion del instituto el Cantaro.

  9. Gaby M Dice:

    Siento el corazón conmovido al leer tus palabras, y rezo por que la verdad ilumine el corazón ensombrecido de quienes aún tienen el poder de decisión…
    Liberen ya a Miriam Macias! Levanten el pedido infame de captura sobre el Maestro Mehir

  10. Nombre Dice:

    Algún día, la ciencia entenderá que hay tres factores indispensables para curar verdaderamente: la Fe, la Esperanza y el Amor. Y lo podrá entender gracias a médicos de vanguardia, como vos.
    Hago eco de todas tus palabras, y me uno a tu pedido de justicia y libre pensamiento.

  11. Yolanda Dice:

    La medica de Escuela es una medica de verdad con titulo y vocación real, no es ninguna falsa medica. Ella con amor de oficio atiende y contiene al enfermo.
    Gracias medica!
    Gracias Maestro Mehir por eneseñar!
    Esperamos tu regreso!
    Libertad y Justicia a Miriam!

  12. Fernanda Dice:

    Comparto palabra por palabra todo lo que dice esta carta, conozco perfectamente a la médica a quién con absoluta confianza dejo en sus manos la salud mía y de mi hijo, ya que práctica su profesión de la forma más natural y humanitaria, que antes nunca había conocido.
    Todo lo negativo que se dijo de ella es pura difamación al igual de lo que se dijo de nuestro Maestro y su enseñanza.

  13. Marisa Dice:

    Soy Téc. Radióloga y trabajé varios años en Hospitales y clínicas y por 12 años consecutivos en el sistema médico administrativo en “importantes” obras sociales y pre- pagas. Soy testigo de ambos lados que la medicina que se ejerce apesta, lejos está de tener en cuenta el estado anímico del enfermo. Toda persona no es más que un número. Lo único importante es que obra social tenes? y que plan? Mejor plan… mejor obra social… listo! sos el candidato perfecto para facturar la cantidad de estudios posibles. Todo es dinero. Las clínicas pagan comisiones a cambio de prescripción de estudios a los médicos, ellos cobran “seminarios, viajes etc.” a cambio de prescribir medicamentos de los laboratorios. Las medicinas pre pagas no cubren enfermedades pre existentes al alta de la cobertura para no hacerse cargo económicamente del asunto.
    Consultás por un dolor de cabeza y por las dudas te prescriben análisis, exámenes neurológicos, TAC y hasta RNM siempre por las dudas, mientras se llenan los bolsillos. Es un círculo oscuro, donde habita el frío de las emociones, donde nadie contiene al enfermo.

    Cuando llegué a la escuela y conocí mi Maestro lo primero que hice fue cambiar el trabajo… mi mediocre vida.
    Soy testigo ahora de cómo una alimentación sana, entrenamiento físico, una mente concentrada en la Magna Doctrina, un corazón amoroso y devoto hacen a la salud.
    Desde que estoy en la escuela sólo he tenido un resfrío como manifestación de una emoción negativa no controlada.
    Y ahí estuvo la Médica conteniendo con amor y paciencia, viendo la raíz de lo manifiesto y ayudando a recobrar el equilibrio. Cuando la idea equivocada se disuelve por idea correcta y luminosa la enfermedad desaparece.

    Todo esto es gracias al Maestro.

    Que la Médica nos contenga con amor es gracias a Mehir.

    Que nosotros no suframos mas que un resfrío, también es gracias a Mehir.

    Exijo justicia para Miriam Macías y Mehir.

  14. Silvana Dice:

    simplemente queremos justicia, que se limpie el buen nombre de mis compañeros de escuela y el maestro. que miriam pueda disfrutar de su libertad.

Los comentarios están desactivados.