Conociendo al adversario

 

A mis padres:

Sé de su preocupación por mí en relación a las acusaciones que se le hacen al señor Mario Indij, el maestro Mehir, y les escribo con el fin de ponerlos al tanto de lo que realmente está sucediendo y puedan así tornar su preocupación en acción, difundiendo, haciendo públicos los procedimientos ilegales de la justicia, que lejos de estar preocupados por el bienestar de los discípulos del señor Mehir, los están usando como instrumento para llegar a él, aún si eso significa: meterse en sus vidas privadas, escuchar sus conversaciones telefónicas, apostar patrulleros en las puertas de sus casas, seguirlos, intimidarlos, mandar a un escuadrón de policías armados a sus hogares a realizar allanamientos, revisar los objetos personales… ¿Qué hacen con todas estas “pruebas”? ¿Se las llevan para intimidarlos y luego las dejan en una oficina pública? ¿Las venden, les dan uso personal o es que realmente buscan usarlas y llevar la corrupción aún más lejos y transformar la caza del maestro Mehir en una persecución ideológica al estilo de la dictadura?

Porque sepan papá y mamá que esta gente: señor fiscal de Villa Carlos Paz Roberto Mazzuchi, abogado Héctor Navarro, periodista Silleta y Sergio Carreras -y quisiera saber el nombre y apellido del resto de los detentadores de poder involucrados- no están lejos de imitar la última dictadura, si es que no son de hecho resabios, monstruos sobrevivientes de aquellos tiempos, los que se llevaron detenida a Miriam Macías luego de haber allanado su casa y no haber encontrado nada. Parecía hecho a propósito, se la llevaron un viernes cerca del mediodía y como el fin de semana no trabajan la tuvieron en la comisaría de Villa Carlos Paz todo el fin de semana, el lunes comenzaron las demoras burocráticas y éstas duraron toda la semana hasta la feria judicial donde todos los responsables se fueron de vacaciones. Miriam Macías seguía ahí, en un calabozo frío y oscuro donde no había una sola ventana que le indicara qué hora del día era, durmiendo prácticamente en el piso, pidiendo una taza de agua para bañarse sobre una letrina y comiendo solo gracias a sus allegados que procuraron mediodía y noche llevarle comida, mientras seguían sin decirle por qué estaba detenida, de qué se la acusaba y quién lo hacía.

Y así es que fue transferida a la cárcel de mujeres de Bower. Habían pateado la pelota de Carlos Paz a Córdoba y ahora había que esperar que el juez de turno revisara el expediente para determinar si su encarcelamiento no era irregular, para que le tomaran indagatoria a la acusada y le explicaran qué sucedía. Más demoras, más burocracia, más tiempo… Luego de expedientes perdidos, demorados, vacaciones de los responsables, etc, casi un mes después nos enteramos que se la acusa de complicidad en un hecho inverosímil, que “aparentemente” tuvo lugar en algún momento. Aún hoy Miriam Macias sigue ahí, privada de su libertad y haciendo esfuerzos por no quebrarse psicológicamente dentro de ese jaula.

Queridos padres, esta mujer podría ser yo. Porque ella, como yo, no ha cometido ningún delito. ¿Cómo se sentirían ustedes si de hecho fuera yo? ¿Cómo se sentirían ustedes si supieran que soy yo la que vivió todo eso y hoy está injustamente encarcelada? ¿Creen que las heridas psicológicas provocadas por esta experiencia horrible y enferma que intencionalmente ha provocado un grupo de gente se borrarían de mi alma algún día? ¿No se sentirían acaso ustedes responsables de que a mí me esté sucediendo esto y ustedes se encuentren en silencio y mirando para otro lado? ¿No sentirían impotencia de no poder sacarme porque hay poderes políticos y económicos atrás que no lo permiten? SI. Sé que se desesperarían. Sé que harían lo imposible por sacarme. Que venderían todo lo que tienen para pagar un abogado y que pedirían ayuda, porque a pesar de todos los desaciertos que han tenido en el aprendizaje de la educación, me aman ¿Podrían ser capaces de amar a otros, de hacer por otros lo que harían por mí? Porque yo sufro tanto como Miriam Macías, porque esa mujer podría ser yo y porque estoy dispuesta a hacer por ella lo que ustedes harían por mí.

¿Qué se imaginan que pasó cuando después de revolver todos nuestros hogares no encontraron nada que probara que el señor Mehir había cometido algún género de delito? ¿Acaso las autoridades que promueven la ley de sectas y están tan próximos a las elecciones reconocerían que se ha cometido un error de semejante envergadura?

Digamos que los procedimientos que violan los derechos humanos, libertad de culto, libertad de expresión, libertad de pensamiento y la libertad propiamente dicha, no son de los que se perdonan ni siquiera cuando las autoridades piden perdón, y es que nunca tuvieron la intención de llegar a esa instancia. La sentencia fue dictada desde el primer día y ESTUPIDO ES AQUEL QUE SABIENDO TODO ESTO SE SIGUE PREGUNTANDO POR QUÉ MEHIR NO SE PRESENTA A LA JUSTICIA ¡¿QUÉ JUSTICIA?!

¿Sabe la “justicia” que hay gente capaz de declarar que le han ofrecido dinero para ir en contra del señor Mario Indij? ¿Sabe la justicia que le ofrecieron eximir de cualquier posible cargo a su familia si “colaboraba”? Claro que lo saben, los que no lo saben son ustedes padres.

Tengo curiosidad, ingenua tal vez, yo me pregunto: ¿De dónde sale el dinero que financia semejante campaña de difamación y cubre tantas irregularidades en el desempeño judicial? ¿Puede alguien decirnos de dónde sale tanto dinero? Porque dudo mucho que sean fondos del Estado, cuando éste tiene tantos problemas verdaderos: violadores, asesinos, robos, indigencia, inflación, analfabetismo, prostitución infantil, tráfico de personas, de drogas, etc. No es ésta una Suiza con margen para perseguir a una sola persona de la que se sospecha podría haber cometido algún tipo de delito. ¿Por qué una “pobre chica” que hace cuatro años conoció a Mehir acusa haber sido abusada reiteradas veces? ¿Cómo te “abusan” reiteradas veces? ¿Volvés siempre al mismo baldío? ¿Cómo después de cuatro años se te ocurre hacer semejante denuncia? ¿Te pagaron para vender tu alma?

¿Acaso si yo denunciara haber sido abusada por el fiscal cuatro años atrás cuando fui a su oficina, le allanarían su casa, su oficina, la casa de su familiares y amigos, se llevarían presa a su vecina y le pondrían una orden de captura, aun cuando no hay ningún tipo de pruebas? Si es así díganme porque ciertamente tengo mucho para decir, y no soy la única.

Sepan que conocemos nombre y apellido de todos los que nos acusan, porque fueron ex discípulos de Mehir o intentaron serlo ya que fueron rechazados de la Escuela por estafadores, detentadores egoicos de poder y dinero, mujeres inmorales, capaz de erotizar el vínculo con sus hijos o acostarse con la pareja de su madre, degenerados, mentirosos, incapaces de observar su propia enfermedad, incapaces de corregir su degeneración. Agradezcan que no damos sus nombres, que no los difamamos como ustedes hacen con Mehir.

En este contexto de semejante abuso de poder político, usando como único marco legal una nota periodística difamatoria que avalara las “medidas preventivas” tomadas por el fiscal Mazzuchi, faltando pruebas de crímenes cometidos por Mehir y sospechando fervientemente la corrupción moral de los detentadores de poder y aquellos que nos acusan, ¿qué creen que implica que pidamos que se levanten los cargos contra Mario Indij? …. Nosotros vamos a insistir en pos de la libertad, de la justicia y de la verdad que queremos para las generaciones futuras. Papá y mamá, espero que ustedes quieran lo mismo para mí.

NO CREEMOS QUE TODOS LOS POLITICOS SON CORRUPTOS. CREEMOS QUE EL HOMBRE ES CAPAZ DE CULTIVAR EN SU INTERIOR LA NOBLEZA Y LA JUSTICIA. LLAMAMOS A TODOS AQUELLOS QUE CREEN QUE LLEVAN DIGNAMENTE SUS PUESTOS DE PODER ACORDE A LAS LEYES, A QUE TOMEN CARTAS EN EL ASUNTO. PEDIMOS QUE LIBEREN A MIRIAM MACIAS Y QUE SE LEVANTEN LOS CARGOS EN CONTRA DE MARIO INDIJ, UNA PERSONA QUE NO SOLO ES INOCENTE SINO QUE HA DEDICADO SU VIDA A LA SOCIEDAD, A AYUDAR A LA GENTE A SER PRÓSPERA, A CUIDAR BIEN DE SUS FAMILIAS, A TRABAJAR SU CUERPO, SU ALIMENTACIÓN, A PROPICIAR EL ARTE –UN PROFESOR DE MÚSICA EXCELSO Y UN MECENAS DEL ARTE A TRAVÉS DE LUCERO DEL ALBA-, UN ERUDITO DE TODAS LAS ARTES, FILOSOFIAS, RELIGIONES Y DISCIPLINAS, QUE LLEVA A CUALQUIERA A AMAR LA RAZÓN Y LA REFLEXIÓN. EL SEÑOR MARIO INDIJ NO SOLO NO ES CULPABLE DE NADA DE LO QUE SE LE ACUSA SINO QUE ES UN MODELO PARA LA SOCIEDAD, ACCESIBLE PARA CUALQUIERA QUE QUIERA CONOCERLO, MAL QUE LES PESE A TODOS AQUELLOS INMORALES INCAPACES DE CORREGIRSE A SI MISMOS, INCAPACES DE GESTAR CONDICIONES NORMALES DE EXISTENCIA.

QUISIERON METERNOS MIEDO Y LEJOS DE ESO VAMOS A LLEVAR ESTA DENUNCIA HASTA LAS ÚLTIMAS CONSECUENCIAS PORQUE SUS INJURIAS Y SUS REPRESALIAS NO HACEN MAS QUE ATIZAR EL FUEGO DE LA VERDAD Y DE LA JUSTICIA, EN LA QUE CREEMOS Y A LA QUE DEFENDEMOS.

Capaz que verdaderamente creían que teníamos el cerebro lavado y que estábamos privados de nuestras facultades físicas y mentales. Papá y mamá por eso no se preocupen. Navarro, Carreras, Silleta: ustedes sí preocúpense, porque los discípulos de Mehir son la prueba viva de que no hay cerebros lavados y eso los va a poner en un lugar verdaderamente incómodo.

Y si es que ya sabían que no había cerebros lavados, ni víctimas de estafas, ni de violaciones, ni de nada; si es que ya sabían que somos profesionales, trabajadores, madres dedicadas a la educación de sus hijos, mujeres independientes que pagan por algo que no solo embellece su cuerpo sino también su alma, empresarios, estudiantes, hombres nobles, correctos, idealistas, altruistas. Si ya sabían que somos eso, porque lejos de escondernos abrimos las puertas de nuestra escuela y nuestras casas a cualquiera que libremente quiera aprender lo que Mehir tiene para enseñar. Si es así, sabían también que la confrontación era inevitable y que van a tener que inventarnos delitos a todos y encerrarnos como a Miriam Macias. Pero aun así quedaría en evidencia la corrupción de ustedes y de la justicia. Así que de cualquier modo la batalla está ganada. Así como ustedes dictan la sentencia nosotros dictamos la victoria porque el mal se destruye a sí mismo, la mentira tiene patas cortas y la verdad vive latente o potente en el corazón de todos los hombres, incluso en el de ustedes papá y mamá. Difundan por mail, a la familia, a mis amigos y a los medios, por amor a mí y por ustedes mismos lo que acabo de escribir. Con amor, su hija.