En referencia a la Ley Provincial 9891 (Ley Anti Sectas) de la Provincia de Córdoba y al informe sobre sus impulsores.

La ley antisectas en la provincia de Córdoba, impulsada por la legisladora María Amelia Chiófalo (Unión por Córdoba), argumentando: “detrás de las libertades religiosas y de cultos, garantizadas de manera absoluta por nuestras Constituciones nacional y provincial, se esconden los manipuladores de siempre, grupos inescrupulosos que, utilizando técnicas de manipulación psicológica y el estado de vulnerabilidad en que muchas veces se encuentran los adeptos…”

En mi opinión, la ley propone un debate interesante sobre la práctica de estos cultos y los perjuicios que los mismos pueden provocar en ciertos individuos, pero planteada de esta manera se convierte en una norma poco precisa, que se opone en primer lugar a los derechos establecidos en la Constitución Nacional:

Art. 14 – Todos los habitantes de la Nación gozan de los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio; a saber: (…) de profesar libremente su culto.

Art. 19 – Las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados. Ningún habitante de la Nación será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe.

Debería además, recibir tratamiento en la comisión de salud (como propone Serra) y en todo caso ampliarse el debate, revisando el impacto que otras instituciones, como por ejemplo las educativas, los medios de comunicación y demás herramientas de “manipulación psicológica” tienen en los ciudadanos. Considero que el lugar para llevar a cabo el debate planteado en este informe es la legislatura.

En cuanto al caso puntual de la Escuela (El Cántaro), el informe no aporta datos, por lo que no podemos determinar si puede llevarse a cabo en nuestra comisión”.

Carmín Santos – Asamblea Permanente por los Derechos Humanos.

7 comentarios
  1. mariapaula Dice:

    Muy interesante la opinión de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos.No es a la ligera como se escribe un proyecto de ley y luego se sanciona con intereses claramente»sectarios»(perdón por la palabra).Hay que tomar las cosas de modo serio,responsable y por sobre todas las cosas humanitario.Hay que fijarse que detrás de todo hay personas ,seres humanos con pensamientos,sentimientos y libertad de acción que no se pueden cercenar.Siempre dije ,desde que comenzó esta farsa:la idea de la ley ,tal vez tenga razón de ser,si es que algún inescrupuloso,trabaja con personas cortando sus libertades o aprovechando alguna debilidad.Ya ha quedado demostrado,que no es lo que sucede en nuestra Escuela.Nuestro grupo de abogados trabaja incansablemente para que salga a luz la Verdad y todo esto termine pronto.Las autoridades deben autorizar la Construcción del Instituto EL CANTARO y levantar los cargos infames contra la persona de Mehir.

  2. Nadia Dice:

    Interesante la respuesta!… Parece ser que tenemos derecho a actuar y creer lo que queramos… y como en ningun momento la enseñanza que imparte el Maestro Mehir ofenden al «orden y moral pública», me parece absurdo que sigan con esta payasada en contra suya y de sus discipulos.

    ¿¿Hasta donde van a llegar?… ¿¿Acaso no se dan cuenta que somos INQUEBRANTABLES y PERSEVERANTES???…

    Les cuento un secreto: nos adiestramos en eso!!!… Sepan que nada, ni nadie nos va a atemorizar con amenazas infames. Sabemos de nuestros derechos y que nada malo hacemos a nadie.

  3. Mariana Dice:

    Así es somos seres libres y pensantes, además de que la enseñanza para nada es destructiva todo lo contrario siempre apuntando a ser mejores personas y ayudar a los demas, espero que nuestras voces sean tomadas en cuenta.

  4. marcelo Dice:

    cuanto mas seguir esperando por el justo sobreseimiento de nuestro maestro ..cuanto mas al cierre de esta causa inventada . creo que a esta altura esta justamente probada la inocencia de nuestro maestro . un gran educador .siempre pido a la fiscalia el reconocimiento de los errores cometidos y la justa absolucion definitiva .para que la justicia sea enaltecida y un buen hombre y educador pueda proseguir su trabajo filantropo de educar y libertar a la humandiad presa de la ignorancia y dolor en lo profundo de mi ser espero el cierre de esta causa ..

  5. Andrea Dice:

    Hoy siento mas que nunca que falta poco para que toda esta farsa caiga por su propio peso. No tiene sustento. No tiene logica. Los personajes que intentan establecer la duda, la discordia, la falta de fe, estan perdiendo. Tarde o temprano la gente ve la luz.
    La verdadera coercion psicologica la ejercen aquellos que inventan una causa ridicula acusando a alguien inocente que salvo la vida de muchos de nosotros. Que nos enseño el camino del noble, el valor de la familia, de la amistad, de todos los valores humanos. Eso es un Maestro y lo vamos a defender a muerte. Retirense con algo de altura.. Dense cuenta que esto ya no tiene sentido.
    La huella de la verdad es imborrable.
    Aca estamos, firmes y enteros. Pronta justicia verdadera! Cierren esta ridicula causa. Por Mehir, por la Escuela, por El cantaro!.

  6. Maria Dice:

    La barbarie en todos los tiempos usó disfraces diferentes…pero siempre el comun denominador fue el ataque directo al idealismo,a las ideas de vanguardia, un ataque directo a la posible evolución del hombre. En ese contexto ha sido creada la ley antisectas: personajes de mente estrecha y móviles absolutamente egoísta,Una ley que enmascara el real motivo de su creación:LA PERSECUCIÓN IDEOLOGICA, LA PERSECUCIÓN AL LIBRE PENSADOR.
    Es una verguenza que en pleno siglo XXI surjan de las instituciones este tipo de leyes, que no protegen al ciudadano en sus derechos más elementales.
    Por favor, pido a las autoridades competentes que revisen esta aberrante ley y la saquen de vigencia.

  7. MARCO Dice:

    Como está planteada la ley, refleja la sombra de quienes la concibieron. Entendiendo a la sombra tal como la consideraba Carl Jung: todo aquello que una persona, un grupo o una sociedad niegan, rechazan u ocultan de sí y proyectan en otro, dándose así excusas para la intolerancia, la discriminación, la difamación.

Los comentarios están desactivados.