La verdadera secta destructiva

Es necesario desenmascarar el trasfondo de la “ley anti-sectas”, para poder comprender el poder impune que está actuando en toda esta mascarada y circo mediático al servicio de la santa inquisición histórica. ¿Quienes están detrás de La voz del Interior, “La voz de la Manipulación mediática”, pasquín amarillista cordobés perteneciente al  grupo Clarín…? ¿Cómo puede llamarse a un monopolio que detenta el 80 % de los medios de comunicación en un país? Un poder tiránico, manipulador y sórdido al servicio de la acumulación económica en manos de unos pocos. Esos pocos que están oficiando ahora como secta destructiva de los derechos humanos, la  Santa Inquisición anti-sectas, los que calumnian e injurian impunemente para destruir a través de la manipulación psicológica mediática, la vida del sabio educador, Mehir Indij, y su obra humanitaria de toda una vida… los que tuvieron secuestrada en la cárcel a una mujer inocente por 48 días: Miriam Macías…

Nos llaman para darnos derecho a réplica y figurar en el escenario político, presentando la imagen de que están  “abiertos” a otras voces. Pero la manipulación es inmediata, el titular lo califica de “Prófugo”, es decir, dando a entender por las asociaciones connotativas  subconcientes: delincuente. Vuelve a remarcarse la idea del “gurú” abusador sexual, induciendo subliminalmente  a ubicar el caso en los que ya tuvieron amplia resonancia mediática, como el del maestro Amor, de manera que no se escuche lo que van a decir los entrevistados, sino que se imponga primero un “juicio categórico a priori”, es decir una condena sin que haya mediado procedimiento jurídico alguno.

Luego de definir, afirmar, categorizar e invocar  las resonancias asociativas inconcientes de la opinión pública,  ya queda poca atención para las palabras que intentarán dar otra visión de los hechos, es decir, se garantizaron el poder de que no tengan peso suficiente para desandar la maniobra manipuladora que están urdiendo. Ibamos a realizar un debate televisivo en Buenos Aires, en Telefé, con el Señor Navarro, pero se suspendió a último momento porque una orden de “muy arriba” lo anuló: ¿cuál es el poder que está detrás de estos supuestos “liberadores de gente con el cerebro lavado”…?

¿Será que tramaron todas estas mentiras para sentar un precedente y luego hacer más fácil la cacería generalizada de grupos con filosofías de vanguardia? Cuando hablamos de Santa Inquisición anti-sectas no es metafórico, están tratando de quemarnos en una hoguera con acusaciones falsas, inflamando el prejuicio y el miedo a través de una sórdida condena oscurantista: el encierro completamente injusto en la cárcel, el descrédito del buen nombre y honor…

¿Y cuál es el fundamento de la ley anti-sectas? Cada vez más corroboramos que ese poder oscurantista que está detrás está vinculado a lo más conservador y retrógrado de la cultura histórica,  el pensamiento medieval que acusa de “herejía” a todo pensamiento que vaya más allá de una osamenta doctrinaria anquilosada y dogmática, carente de toda luz filosófica, reducto de ideología fascista, discriminadora, verdadera tiranía para el libre pensamiento… A años luz de la palabra viva, de los ríos de agua viva del Verbo hecho carne en el amor incondicional del Cristo, la Santa Inquisición anti-sectas, quiere destruir en la hoguera la libertad de pensamiento… ¿Están perdiendo acaso convocatoria de prosélitos y temen el poder de las filosofías ecuménicas verdaderas…? ¿No será que temen que una filosofía verdaderamente universal que busque la unidad de todas las religiones, sea peligrosa para el poder concentrado en occidente por intereses económicos y políticos?

Reiteramos una y otra vez: este es un caso de discriminación ideológica, encubierto en acusaciones mentirosas y calumniosas… Esta es una persecución nazi, oscurantista, fuera de época, que intenta frenar la línea del progreso hacia un mundo sin fronteras ni intereses concentrados en unas pocas manos… un mundo donde la única bandera sea la libertad de los pueblos… la libertad de la mente y la libertad del corazón en el amor, la fraternidad más allá de culturas, razas y religiones, la justicia verdadera de la moral objetiva…

Cuánto más profundiza uno en la esencia de una religión, más evidentes resultan los nexos conciliatorios con las demás religiones y la posibilidad de que todas puedan armonizarse en un todo único. Hay una filosofía perenne que las sustenta y está en el inconciente sabio de todos los seres. La verdad no es patrimonio exclusivo de ninguna religión, son diferentes caminos, diferentes lenguajes de un mismo Verbo de luz por medio del cual se manifiesta el Único, el Altísimo, Dios, Tao, Aláh, la Luz increada… La idea de una Filosofía perenne o Magna Doctrina es una fuerza mediadora  para unir, no para separar, para amar a nuestros hermanos, no para discriminar, para religar todas las bellas y exquisitas religiones y profetas… para propiciar una apertura mental profunda… es una fuerza conciliadora más allá de los opuestos… no es para hacer la guerra…

Estas ideas universalistas constituyen una fuerza de  renovación en la cultura de todo lo oxidado, cerrado,   dogmático, formal, vacío de Sentido, rancio, falso y estancado… No hay en el mundo poder sectario más destructivo que el que quiere impedir la libertad del alma humana… pero nunca pudo triunfar este oscurantismo retrógrado y conservador por sobre las alas de Psique… la evolución es una poderosa corriente de aguas vivas que elimina todo estancamiento malsano en su camino… la victoria está predestinada porque la ley eterna del alma humana es la evolución…

Concluyendo… Contra esta ideología renovadora se está levantando la Santa Inquisición anti-sectas… ¿No cae de maduro quienes son los sectarios destructivos…?