¿A ponerse en las manos de esta justicia?

Miriam Macías sigue presa sin causa probada, y si la justicia fuera tal, los causante directos de estas operatorias legales, fiscal y abogado respectivamente, no podrían seguir ejerciendo, por su inequidad y falta de cumplimiento de los procedimientos que indica la ley.

Cuando justamente la ley indica que toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario, aquí se da por juzgado y condenado al Maestro Mehir peor que si fuera un delincuente real, cuyos abogados utilizan todos los recursos legales para defenderlos y excluirlos de la prisión, y con una frase que creen inteligente dicen “si fuera inocente se presentaría libremente”.

¿A ponerse en las manos de esta justicia? Dios no lo permita, porque lo que ha quedado bien claro en nuestro caso, es justamente la falta de justicia y el uso impune de los medios para entorpecer y complicar nuestras vidas, como la gente que nos conoce ya lo sabe.

¿Inculpan al Maestro Mehir por una vida de disciplina, de estudio y de servicio? Porque esta ha sido su vida y es lo que ha tratado de inculcarnos a sus discípulos incansablemente.

Con sus mentiras dibujan a un hombre que no existe, salvo en sus proyecciones y en su pobre imaginación.

Sus acusadores no pueden ni pensar en más allá de su problemáticas personales y los instrumentos utilizados para dar rienda suelta a sus rencores, léase aparato judicial, fiscal Mazzuchi, abogado Navarro, Silleta (que ya hace muchos años se armó el negocio de la “contrasecta”) son TORQUEMADA, el gran inquisidor medieval, al acecho de víctimas para quemar en la hoguera.

Pero se han equivocado. Ni estamos en el medioevo, ni somos víctimas, y portamos estandartes de nobles ideales y de amor al prójimo, ustedes no saben siquiera que significan.

Pedimos a la opinión pública que reflexione sobre este cuadro abusrdo de atentado a las libertades individuales y de pensamiento.

A todo el pueblo argentino y a las autoridades civiles y políticas en general:

-Tienen que levantar los cargos que pesan sobre el Maestro Mehir, YA!

-Tiene que liberar a Miriam Macias, YA!

-Tienen que dejarnos vivir nuestra vida, YA!