La Ley Antisectas se aprobó a libro cerrado

ley antisectas

Resumen de las opiniones de los legisladores que participaron de la  3º sesión ordinaria, el 9/2/2011 en relación a la ley anti-sectas. Por qué se opusieron y por qué no fueron escuchados.

Ocupó la Presidencia: Domingo Carbonetti, vicepresidente de la cámara y legislador.

Se abstuvieron de votar este proyecto de ley:

-El bloque de la UCR.

-El bloque del Frente Cívico

-Legisladora Liliana Olivero (Izquierda Socialista)

-Legislador José Maiocco (Unión Vecinal Federal)

Votó en contra de la ley:

-Legisladora Coria (Frente Progresista)

Votaron a favor de la ley, pero planteando la necesidad de revisar su redacción:

-Legisladora Genesio de Stabio (Vecinalismo Independiente)

-Legislador Ochoa Romero (Frente para la victoria)

 

Resumen de las opiniones de los legisladores previas a la votación de la ley, son citas textuales.

 

Legislador Rossi (UCR):

“Tal como fue planteado por algunos legisladores en la Comisión de Legislación General en el día de ayer, esta norma es muy amplia, muy abarcativa, y cuando hay una norma de esta naturaleza, que puede afectar o lesionar de alguna forma la libertad religiosa, la libertad de cultos, la libertad individual, merece un debate mucho más profundo.

Se mencionó el debate que se dio en Francia en ocasión de una ley similar, pero aquél insumió muchísimo tiempo y se involucró también a la sociedad.

Consideramos que no se puede aprobar una ley de la noche a la mañana, sin que haya tenido el debate suficiente en las comisiones ni se haya permitido, debido a este fuerte apuro por sancionar la norma, que cada uno de los bloques consulte con especialistas para ver si se sanciona.”

“El artículo 3, cuando define a los grupos que utilizan estas técnicas de manipulación psicológica, involucra a todas aquellas organizaciones, asociaciones o movimientos que exhiben una gran devoción o dedicación a una persona, idea o cosa y que emplean en su dinámica de captación y/o adoctrinamiento otras cuestiones que allí se reseñan. Decíamos ayer en términos jocosos –para apartarnos de la seriedad que este tema tiene- que si aplicáramos este concepto tan amplio involucraríamos, por ejemplo, al kirchnerismo.”

Pensamos que a esta ley hay que darle más rigurosidad, hay que tratar que no haya posibilidad de que se afecten derechos individuales, que se pueda tachar que una ley aprobada por la Legislatura de la Provincia va en contra de lo que dice la Constitución Nacional.”

En el artículo 5, inciso 1) dice: “investigar y estudiar las principales directrices de los grupos definidos en el artículo 3º”. Cuando se direcciona una investigación tiene que estar bien tipificado sobre quién el Estado hace la investigación para no perjudicar derechos de terceros o garantías que están establecidas en la Constitución Nacional. Se avanzó sobre una ley que tiene muy buenos objetivos pero que no define concretamente el espectro que va a atacar.”

“Estas son las ideas que queríamos discutir, pero hay apuro por sancionar la ley y por eso pedimos la abstención en la votación.(…) La solicito en nombre del bloque de la Unión Cívica Radical.”

 

Legislador Pozzi (UCR):

Señor presidente: en sintonía con lo que manifestaron los legisladores preopinantes, debo decir que no es casualidad que la mayoría de los bloques de la oposición sostengamos la misma posición porque, como bien se dijo, si bien no criticamos el contenido del proyecto, de todos los cuestionamientos que planteamos en la reunión de comisión del día de ayer no se hizo lugar a ninguno.”

Reafirmamos la posición que había anticipado el legislador Dante Rossi de solicitar la abstención por parte del bloque de la Unión Cívica Radical.”
 

Legislador Sr. Maiocco (Unión Vecinal Federal):

“Considero que se trata de una buena iniciativa y que el tema debe ser tratado, pero nada me hace ver la necesidad de tanta rapidez para que se emita un despacho de una sola comisión ya que, como lo señaló el legislador Serra, el proyecto no fue girado a la Comisión de Salud. En el debate en la comisión planteamos que la definición es demasiado amplia, lo que la hace confusa y se generan dudas sobre los alcances, corriendo el riesgo de caer en terrenos que no son, precisamente, a los que apunta este proyecto. Pedimos que se discutiera un poco más, pero no hubo posibilidad de que accedieran a nuestra solicitud.”

“Por lo tanto, no por estar en contra del proyecto sino de los tiempos que se dieron para su tratamiento, es que voy a solicitar autorización para abstenerme de votar en nombre del bloque de Unión Vecinal Federal.”

“Si se tomaran el trabajo de averiguar, sabrían que muy pocas veces me he abstenido. Ahora ¿por qué me abstengo en este proyecto? porque, aunque creo que es bueno, insisto en que le faltó trabajo en comisión. (…) recién ingresó a la Comisión de Legislación General en el día de ayer y se discutió durante una hora, sin aceptarse ni un cambio de coma ni ninguna de las otras sugerencias que se plantearon.

En definitiva, nos trajeron un paquete a libro cerrado y teníamos que decir: “Sí, señorita”, y votarlo…

“Este proyecto fue presentado y no se permitió que se modificara ni una coma. Es por eso que nos abstenemos en la votación porque la mayoría de los legisladores de la oposición sostenemos que faltó tiempo de debate.

En consecuencia, he solicitado la abstención porque considero que es un buen proyecto que no puede ser rechazado, pero tampoco puede ser aprobado de esta manera.”

 

Legisladora Sra. Olivero (Izquierda Socialista – FIT):

“Creo que hoy nadie desconoce que estas técnicas de persuasión –lo dijo, incluso, la legisladora Nadia Fernández- muchas veces son utilizadas por los empresarios, por distintos sectores; por eso, creo que debería ampliarse la mirada para discutir seriamente un proyecto de este tipo hacia todas las instituciones, no solamente las religiosas sino también las educativas, las sociales, los medios de comunicación, las empresas, que muchas veces, planificada y conscientemente, utilizan este tipo de herramientas o instrumentos de manipulación psicológica en detrimento de las libertades de los ciudadanos.”

“Hubiese sido bueno tener la posibilidad de discutir sobre este tipo de manipulación que no solamente se da en algunos espacios religiosos no populares o reducidos sino también en algunas religiones populares, masivas…”

“No estoy de acuerdo con la definición que se da en el artículo 3º, que dice: “Grupos que Usan Técnicas de Manipulación Sicológica”. Creo que este es un concepto demasiado amplio y esta definición tampoco va a ayudar a que quienes realmente el día de mañana necesiten este tipo de atención puedan llegar a estar comprendidos, porque dependerá de la lectura que luego se haga de esta definición el tipo de asistencia que reciban. Creo que corremos el riesgo de que este proyecto tal cual está planteado no se pueda llevar adelante; interpreto que tiene muchos defectos.”

“…Hay un trabajo al que he venido siguiendo, del periodista Sergio Carreras, quien se ha apropiado de esta tarea investigativa que realmente es interesante. Pero es una lástima que en las comisiones, que es en donde se deben debatir de estos proyectos, no hayamos podido contar con distintos especialistas…”

“Considero que otra vez la Legislatura se pierde una oportunidad de tener una ley que realmente pueda llegar a aplicarse; una ley que haya tenido el tiempo necesario para ser debatida. (…) hoy nos anoticiamos de que la decisión era prácticamente votar esto a libro cerrado. Creo que esto no corresponde, y si votase a favor en general de este proyecto, porque creo que es importante su espíritu ya que hace a la libertad de las personas, me estaría engañando a mí misma porque estaría siendo cómplice de un mecanismo propio de esta Legislatura –que no es nuevo–, consistente en no dar el tiempo suficiente para tratar iniciativas tan importantes como la que nos ocupa.

Desconocemos el porqué de la urgencia en este tratamiento por parte del bloque de la mayoría o de las propias legisladoras autoras del proyecto. Si bien creo que es bueno su espíritu, éste no se condice con su articulado porque tiene ambigüedades y algunos espacios grises.

Por estas razones –coincidiendo con algunas explicaciones que dieron los legisladores Rossi y Serra–, este bloque solicita al Pleno autorización para abstenerse de votar el proyecto en tratamiento, puesto que no queremos ser cómplices de la sordera que esta Cámara tiene desde hace tiempo…”

 

Legislador Sr. Bischoff:

Señor presidente: le soy sincero, me ha llamado poderosamente la atención la falta de comprensión que ha tenido el bloque de la mayoría en el pedido que hizo nuestro legislador Serra respecto de que este proyecto volviera a comisión para tener un tratamiento más adecuado. Ningún otro proyecto ha tenido la celeridad de tratamiento que tiene este, y nos sorprende, nos llama la atención.

Por esta razón, quizás modificando lo que pensábamos con anterioridad, le solicito, en nombre del bloque, autorización para abstenernos de votar este proyecto y, le confieso, además –soy sincero-, que tengo mucho miedo de que nos transformemos en Torquemada con mucha rapidez.

Gracias, señor presidente.”

 

Legislador Sr. Serra:

“Los afectados por grupos que usan técnicas de manipulación psicológica desde la óptica de la salud pueden encontrar contención en los grupos de salud mental que prestan servicios en todas las instituciones sanitarias de la Provincia. Las consecuencias de los afectados por tales grupos, desde la óptica mediática o económica, sí configuran tipificación delictiva y estarán reguladas por las leyes penales; en este supuesto ya hay legislación.”

“Indudablemente, el título que hemos leído en los medios de difusión masiva -además de haber sido los medios por los que nos hemos enterado de que se iba a tratar esta ley…-, como es el de “sectas”, tal vez para no poner las palabras “manipulación psicológica” que pueden no ser comprendidas por todos, es un título que cala hondo en la sociedad. Sin embargo, creo que con la ley tal como ha sido presentada, no vamos a solucionar el problema porque hay muchas omisiones y es un tema muy complejo, como lo adelantara ya el legislador Rossi.”

“Entonces, no nos podemos oponer a una ley que tiene como objetivo proteger a nuestros ciudadanos, pero consideramos que el proyecto que se ha presentado debiera ser mejorado, por lo que proponemos que vuelva a comisión.”

 

 

La ley fue aprobada en la Provincia de Córdoba. Sus coautoras Amelia Chiofalo y Nadia Fernandez son legisladoras del bloque Unión Por Córdoba (mayoritario) y Peronismo Militante – p.c., respectivamente.

También plantearon diferencias algunos de los legisladores que votaron a favor, la legisladora Genesio de Stabio (Vecinalismo Independiente) y el legislador Ochoa Romero (Frente para la Victoria), cuya valoración discursiva de la temática se encuentra en franca contradicción con su voto en favor de la aprobación de la ley. En ambos casos éstos legisladores reconocen que:

  1. Se le ha dedicado poco tiempo de análisis y tratamiento: “Dada la magnitud del problema que estamos abordando, merecería más tiempo de análisis.”  Legisladora Genesio de Stabio.
  2. Se reconoce la ignorancia de la Cámara en relación al tema de las sectas y se señala la falta de diversos especialistas y puntos de vista en esta materia que puedan instruir a los legisladores para que su decisión sea responsable: “Antes de entrar al análisis del proyecto en sí (…) es de suma importancia para los legisladores, que también aprendemos de todo esto, sencillamente porque no hemos nacido sabiéndolo todo; es más, a veces hasta los mismos asesores tampoco conocen mucho sobre determinados temas y nos vemos obligados a interiorizarnos al respecto, pedir asesoramiento en las reuniones de comisión, solicitar la visita de gente proba, para luego plantear, con fundamento, seriedad y responsabilidad, asuntos directamente vinculados con toda la comunidad.” Legislador Ochoa Romero.
  3. Se hace notar el peligro implícito en la ley de afectar los derechos individuales de los ciudadanos: “hay que tener cuidado de no vulnerar la libertad de culto o la libertad de sus seguidores. Los efectores de este programa deberán visualizar que hay una delgada línea en este programa para no avanzar sobre el derecho a la libertad de culto, y no inmiscuirse en los derechos subjetivos individuales de la persona que, ejerciendo la autonomía de la libertad, quiera ingresar a estos grupos.” Legislador Ochoa Romero.

 

Queremos con esto llamar la atención sobre una ley cuyas consecuencias pueden ser mucho peor que las mismas sectas destructivas, graves tanto por los derechos individuales que puede lesionar como la gran escala en la cual puede hacerlo. Somos muchos los ciudadanos y pertenecientes a diferentes ámbitos de la sociedad a los que nos llama la atención los lados oscuros de esta ley, así como la parcialidad y apuro con que fue tratada.

Quiénes asesoran a las coautoras de esta ley son reconocidos inquisidores, un abogado fanático de las agrupaciones de incrédulos y escépticos, y un periodista que encontró sumamente rentable la difamación y denuncia de supuestas sectas, dicho de otro modo un periodista corrupto disfrazado de investigador.

La tendencia es obvia, ya se ve desembarcar a la vieja inquisición religiosa. La ley está podrida de raíz. Sus defectos no tardaron en hacerse notar. Nosotros somos sus primeras aparentes víctimas, y decimos aparentes porque el intento infame de conseguir sustento mediático y precedente jurídico a través de la Escuela de Conocimiento El Cántaro no ha hecho más que impulsarnos a interiorizarnos y estudiar profundamente este tema y no vamos a detener nuestras acciones hasta que se levanten los cargos contra el Sr. Mario Indij y se revise la ley 9891, marco legal de la nueva Santa Inquisición.

Quiénes asesoran a las coautoras  de esta ley son: un abogado perteneciente a una agrupación llamada Red de Escépticos (Hector Navarro), un periodista mercenario disfrazado de investigador (Sergio Carreras), y una persona que dice haber sido víctima de una secta destructiva (Pablo Salum), quien inició hace años un juicio que obtuvo finalmente fallo en su contra por parte de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

La tendencia es obvia. Se augura fácilmente una nueva escalada de la inquisición religiosa e ideológica. La ley está podrida de raíz. Sus defectos no tardaron en hacerse notar. Nosotros somos  sus primeras  víctimas, el fruto del árbol envenenado, su primer intento de sentar precedente.

 

Escuela de Conocimiento El Cántaro