Están robando en nuestras casas

Estamos sufriendo una ola de robos muy evidente desde que se desencadenaron los últimos eventos desde las publicaciones infames de Sergio Carreras en la Voz del Interior.

Hicimos un conteo y en los últimos 2 meses sufrimos más de una decena de robos, cuando antes entre todo el grupo teníamos algún robo quizá por año. Un aumento digamos de un 6000%, si lo quieren llevar a estadísticas.

Lo extremadamente notorio es que en todos los casos fueron las notebooks lo que se llevaron más allá de que al lado de la misma pudiese haber objetos de valor. Lo único que les interesan no son las cosas de valor sino la información (lo que se hace obvio al no tener pruebas ni evidencias de nada).

Es decir, los actos de amedrentamiento continúan en nuestras vidas cotidianas, además de las publicaciones del supuesto periodista Carreras que nos asocia con grupos pornográficos y drogadictos de Capilla del Monte, metiendo todo en la misma bolsa, a propósito.

O detienen a un hombre “parecido” a nuestro Maestro a la salida de un banco, en un despliegue propio de Scotland Yard. Con la única intención de instalar el tema y publicar la foto. “Pescado podrido”, se llama en la jerga periodística.

Volviendo al tema de los robos, se dieron tanto en Villa Carlos Paz como en Síquiman. Igualmente nos deja tranquilos saber que en las computadoras no hay nada de información extraña, dado que no hay por qué esconder información. Así que que de proseguir con esa estrategia va a suceder lo mismo que con los allanamientos: un cuarto vacío con un Buda.

Pero continúan con estrategias de amedrentamiento, en cada mes va tomando formas diferentes, lo bueno es que ya hay cámaras ocultas instaladas así que para el próximo robo que quieran intentar ya les podemos subir el video en vivo y en directo.

Ah, y también nos están llamando de diferentes números “equivocados” para pincharnos los teléfonos. Es notorio y abusivo.