Como fue armada la trampa

Soy ciudadano de la ciudad de Villa Carlos Paz pero tuve que HUIR de mi ciudad porque el abuso de poder de la justicia y de la policía en esta ciudad no tiene límites. Si usted es un ciudadano de Villa Carlos Paz y de la provincia de Córdoba, entérese de cómo los poderes corruptos utilizan su autoritarismo e impunidad para encarcelar y asesinar a quienes quieran en este “país democrático”. Conozca cómo operan los poderes corruptos de nuestra ciudad y de nuestra provincia, y las amenazas y manejos que realizan habitualmente para mantener a raya a quien se les oponga y así mantener su poderío.

Soy discípulo del maestro Mehir. Desde hace julio del 2011 que he tenido que huir de mi ciudad y a medida que pasa el tiempo, todos los discípulos del maestro Mehir estamos siendo cada vez más perseguidos. Me indigna ver cómo la fuerza BRUTA policial y judicial no tiene ningún tipo de refreno, y están capacitados y hasta apoyados políticamente para hacer lo que se les cante, sin ningún género de escrúpulos. Quiero dar a conocer públicamente las amenazas que hemos recibido y las persecuciones cotidianas con las que actualmente tenemos que vivir, dado que he decidido vivir y luchar por mis ideales, y no hacer la vista gorda ante un poder político corrupto que sólo busca subyugar a cualquier fuerza que pueda poner en juego su poderío.

 

La Trama

En febrero de este año el abogado Héctor Walter Navarro, el periodista Sergio Carreras, y con el apoyo del periodista Alfredo Silleta, consiguen el apoyo político a través del partido de la mayoría para aprobar una ley inconstitucional por la cual se da un marco de referencia tan generalizador que permite acusar a una persona de múltiples delitos sin ningún género de pruebas: La Ley contra Grupos de Manipulación Psicológica. A través de esta ley ambigua, mediante la cual no se hace una especificación clara de lo que se quiere defender, ni de los delitos que deberían  haberse tipificado en la misma, se propicia  la posibilidad de acusar a una persona de “coerción psicológica” a través de una simple declaración y sin ningún género de pruebas, y de esta manera adjudicarle una serie de delitos que no necesariamente tienen que ser probados para poder declararlo culpable y perseguirlo para encarcelarlo.

Cabe señalar que la ley se presentó un día y se aprobó al día siguiente, sin ningún género de modificaciones ni discusión, dado que todos los legisladores de la oposición no tuvieron la chance de discutir sobre la ley, y absolutamente toda la oposición se abstuvo o votó en contra de la ley, dada la ambigüedad de la misma, en donde se apreciaba claramente que la ley era mucho más abarcativa de lo que se pretendía defender, y por ende entraba en un terreno en el que se violaban los derechos constitucionales. Pero al tener apoyo político de la mayoría, se aprobó sin más, por razones que se exponen a continuación.

Si bien la ley en una primera lectura intenta defender a las “víctimas de grupos de manipulación psicológica”, en el trasfondo de la misma se ve claramente que la intención es la de crear un programa de “Apoyo a las Víctimas de las Sectas”, como el grupo RAVICS de Costa Rica al cual el mismo abogado Navarro pertenece. Cualquier persona inteligente podría llegar a la obvia conclusión que para crear semejante proyecto, es necesario un apoyo político y todo un presupuesto erogado por el gobierno. ¿Y quienes van a ser los beneficiados de dicho programa sino aquellos que lograron que este proyecto se aprobara rápidamente, y así lograr obtener su propia tajada económica mes a mes…?

Ahora, una ley aprobada necesita reglamentarse, y para poder crear este nuevo organismo el cual necesita de un apoyo económico mensual del gobierno, es necesario sentar precedentes de “supuestos delincuentes” que dejan un tendal de víctimas a las cuales es necesario “apoyar”, y es ahí donde comienzan las calumnias e injurias en contra del maestro Mehir, chivo expiatorio proporcionado por el periodista Silleta, el periodista Carreras, y el abogado Navarro, perseguidores de cualquier movimiento ideológico que tenga una forma diferente de pensar a la de ellos mismos, como ya se demostró claramente en numerosos textos que pueden encontrarse en nuestra web y en los miles de ejemplares de nuestra revista y libros que hemos distribuido por toda la ciudad de Villa Carlos Paz, Valle de Punilla y Córdoba ciudad.

 

La Acusación

Es así como luego de presentada la ley, y tratando de sentar precedentes para obtener un apoyo económico para el proyecto, el abogado Navarro y el periodista Silleta realizan una alianza siniestra con el “periodista” Sergio Carreras de La Voz del Interior, quien publica una serie de calumnias e injurias sin ningún género de evidencias en la tapa del diario de un Domingo, y así comienza una nueva persecución. Cabe señalar que La Voz del Interior se comunica con la Escuela El Cántaro para “negociar” antes de publicar las notas, situación a la que nos negamos rotundamente por nuestra ideología de nobleza y justicia, y al no querer transar con la corrupción de los medios ni pagar coimas, las notas son publicadas.

El “diario” acusa al maestro Mehir de numerosos delitos. La fiscalía de Villa Carlos Paz, supuestamente por las acusaciones realizadas por La Voz del Interior, de repente realiza un allanamiento simultáneo en 5 lugares diferentes utilizando las fuerzas especiales y grupos comandos armados como para librar una batalla en medio oriente. Buscan drogas, armas, pornografía, y vaya a saberse que más, y por supuesto que no encuentran nada.

No hay ningún género de evidencias que respalden las calumnias e injurias publicadas por este medio de comunicación sensacionalista e infame, y la causa se cae por sí sola. La Voz del Interior está a punto de recibir un gran juicio millonario, y entonces surge una nueva idea siniestra:

El abogado Walter Navarro convence a 3 mujeres que fueron expulsadas de la Escuela de Conocimiento El Cántaro por ser inmorales y poco éticas, para presentar falsos testimonios en contra del maestro Mehir. Les explica detalladamente cómo escribir sus testimonios pre-armados y la forma de testificar para que sus declaraciones coincidan exactamente con cada uno de los puntos de la nueva ley anti-sectas y de los argumentos del grupo RAVICS. Las instruye de acusar al maestro Mehir de abuso sexual, alegando que supuestamente mantuvieron relaciones sexuales con el maestro, en reiteradas ocasiones y a lo largo de mucho tiempo, de forma voluntaria, pero que en realidad “no querían” porque estaban “coercionadas psicológicamente”.

Cualquier persona inteligente (y cualquier abogado) puede comparar las declaraciones de estas personas con los textos de la ley y ver que la semejanza es extraordinaria, y que no existe posibilidad de que estas personas hayan espontáneamente realizado semejante declaración, sino que las declaraciones fueron meticulosamente planeadas por el abogado Walter Navarro para defender sus intereses.

Tenemos evidencias de todo esto; de cómo Navarro solicita a estas personas para que declaren y así defender al periodista de La Voz del Interior, generando una causa en la Fiscalía de Carlos Paz, que no tienen ningún género de evidencias. De cómo revisaron y armaron una y otra vez cada una de las declaraciones utilizando un glosario de palabras claves para hacer coincidir las declaraciones con las calumnias de acusaciones que ellos saben que no existieron y que no pueden probar.

Los testimonios por presunto abuso sexual (realizado con el consentimiento de las “supuestas” víctimas) aseguraban el pedido de captura del maestro Mehir por tiempo indeterminado hasta demostrar su inocencia, sin la necesidad de presentar ningún género de pruebas, y hasta ni siquiera era necesario corroborar si dichas “relaciones” realmente existieron o no. Sólo era suficiente unos pocos testimonios inventados y bien armados.

 

La ¿Justicia? de Villa Carlos Paz

El Fiscal de 2do Turno de Villa Carlos Paz, Ricardo Mazzucchi, comienza una investigación “de oficio” sin ningún género de denuncia más allá de la nota publicada en la “Voz de la Mentira”. Eso fue suficiente para enviar varios grupos comando a 5 lugares simultáneos sin encontrar nada.

No hay ningún género de evidencias de nada y en aquel momento ningún caso ni acusación formal. El Fiscal Mazzucchi se encuentra ante una situación en la que va a ser acusado de abuso de poder y el diario La Voz del Interior a punto de recibir un juicio. Convence al abogado Navarro de presentar los testimonios y esto justifica un pedido de captura del maestro, una nueva serie de allanamientos, y apresar a una víctima inocente durante 48 días en la cárcel.

Miriam Macías fue apresada en la cárcel de Bower como rehén de la Fiscalía de Carlos Paz durante 48 días, para intentar capturar al maestro Mehir. Durante 20 días no le explicaron por qué estuvo detenida y finalmente luego de 20 días le tomaron indagatoria. El expediente se perdió varias veces y luego apareció mágicamente. El fiscal Mazzucchi tuvo un “accidente” por el que no podía firmar ningún papel. Finalmente, luego de 48 días, y sin ningún género de explicaciones, liberaron a Miriam Macías por “falta de mérito”, es decir, “usted está libre dado que no tenemos nada en su contra”.

 

La Investigación

Ante un testimonio formal de supuesto abuso sexual (y aclaramos que en este caso no había existido ninguna denuncia hasta el momento en que la propia fiscalía se vio comprometida a fabricarlas), la justicia debería entonces ponerse a investigar y corroborar si tales hechos realmente ocurrieron, y una vez halladas las pruebas que corroboran los hechos delictivos (que en este caso tampoco las hay ni las va a haber porque tales delitos nunca ocurrieron), podría entonces suponerse que es factible pedir la “prisión preventiva” del supuesto delincuente.

Pero no es así cómo obra la justicia de Villa Carlos Paz. Sin ningún género de investigación, y asumiendo que lo que publica un diario sensacionalista y mentiroso como la Voz del Interior es ¿¿“cierto”??, el fiscal Mazzucchi realiza una serie de allanamientos con el grupo comando de la policía.

Al verse comprometido, y consiguiendo el testimonio pre-armado de 3 mujeres mentirosas, el fiscal Mazzuchi dicta el pedido de captura del maestro Mehir sin ningún género de corroboración de las calumnias, y realiza decenas allanamientos “legales” (y otros tantos encubiertos en forma de casos de robos) en las casas particulares de los discípulos del maestro.

¿Qué busca la “justicia de Carlos Paz” en las casas de los seguidores del maestro? ¿Evidencias que corroboren que estas mujeres fueron abusadas sexualmente? Cualquier persona inteligente podría pensar que ese género de evidencias no se encuentran allí, sino que habría que indagar a dichas mujeres acerca de lo sucedido.

Pero no es así la forma de proceder ni la investigación por parte de la Fiscalía. La supuesta justicia primero debería  preguntarse si las declaraciones son ciertas o no, pero jamás se lo cuestionaron ni trataron de demostrarlo. Jamás indagaron a las calumniadoras más allá de repetir verbalmente el testimonio que ya llevaban por escrito. Nunca se les realizó un peritaje psicológico para evaluar si realmente fueron abusadas sexualmente, dado que en las mismas declaraciones ellas afirman que supuestamente habían tenido relaciones sexuales mediante su propio consentimiento, a lo largo de los años, y moviéndose por sus propios medios a través de todo el país… ¿¿ para ir a ver y acostarse con el “abusador sexual”??

La fiscalía de Carlos Paz no hizo nada de esto. No realizó ningún género de investigación de ningún tipo. Sólo se dedicó a realizar allanamientos sobre las casa los discípulos del maestro Mehir, a pinchar todos nuestros teléfonos, a invadir nuestra privacidad, a encarcelar a una persona completamente inocente de todo delito en la cárcel de Bower durante 48 días, para luego liberarla por “falta de mérito”, arruinando la vida de muchas personas.

A caer en nuestros hogares con grupos comando para meter miedo, a robar nuestros hogares durante los allanamientos, a seguirnos por la calle todos los días, a poner patrulleros en las fiestas de cumpleaños de nuestros niños.

¿Por qué entonces continúan los allanamientos al día de hoy si no es para perseguir, mitigar, y amenazar al grupo de gente que defiende al maestro Mehir? Es más, en cada uno de los allanamientos realizados ¡¡se encargaron de decirnos que hasta que Mehir no se presente iban a continuar realizando este género de opresiones sobre nuestro grupo!!

¿Cuánto dinero le costó al gobierno de la provincia de Córdoba mover a diario y durante meses a toda la policía y a los grupos comando armados, para seguir a los discípulos del maestro Mehir a dondequiera que vayan? ¿Por qué asignan semejante presupuesto y recursos policiales armados en perseguir a una persona por “supuesto abuso sexual”…? El cual es fácil demostrar que nunca existió, cuando hay en nuestra sociedad cientos de criminales que andan sueltos por la calle sin preocupación a pesar de que exista pruebas de sus delitos, y sin embargo no son perseguidos ni con una pizca de todas las fuerzas armadas y presupuesto asignado al caso del maestro Mehir.

¿Por qué la Fiscalía de Villa Carlos Paz sigue “intentando” conseguir evidencias en las casas de los discípulos del Maestro Mehir sin investigar?

Si realmente quisieran realizar una investigación que demuestre la coerción psicológica, deberían  llamar a declarar a los cientos de discípulos y seguidores del maestro que vivimos en Carlos Paz, y a los miles de discípulos del resto del país y del mundo para corroborar si es cierto. Pero sólo llamaron a declarar tendenciosamente a 2 personas, y durante la toma de declaración sólo intentaron hacer preguntas rápidas para corroborar y demostrar lo que ellos querían, pero jamás escuchar lo que nosotros tenemos para decir. Por tal motivo nuestras declaraciones no forman parte de la “investigación”.

Si lo que quieren demostrar es “violencia por abuso sexual”… ¿Por qué siguen haciendo allanamientos en las casas de los discípulos del maestro Mehir y no se dedican a corroborar la veracidad de las declaraciones de estas mujeres indignas, que fueron expulsadas de la Escuela por su sentimiento de frustración, odio y agresión hacia el hombre? ¡En las casas de los seguidores del maestro Mehir, no hay ningún género de pruebas para probar un supuesto abuso sexual! Y todos estos allanamientos son totalmente injustificados.

Si lo que desean demostrar es que todos los seguidores del maestro Mehir “tienen lavado el cerebro y pertenecen a una secta peligrosa para la sociedad”… ¿por qué no consultan con toda la gente de la Ciudad de Carlos Paz y de Córdoba que nos conoce, y que han tenido relaciones comerciales y sociales con nosotros para preguntarles acerca de nuestro grupo? Porque todo aquel que nos ve trabajando en los bares, que ven nuestros almuerzos y cenas en los diferentes restaurant, y que han conocido personalmente al maestro Mehir, saben que el maestro es un educador que se ha dedicado toda su vida a la enseñanza, honorable, noble, ético y honesto, y que jamás podría haber cometido los delitos de los cuales se lo acusa…

Es obvio que la Fiscalía de Villa Carlos Paz no tiene ningún interés en realizar ninguna  investigación. Lo único que quieren es encontrar al maestro Mehir a toda costa y asesinarlo en la cárcel, por el medio que sea, a través de la opresión y del hostigamiento, y están dispuestos a utilizar todos los recursos necesarios hasta conseguirlo, por más que sean ilegales.

¿¿Por qué?? ¿En qué poderes políticos se basa toda la gente que depende del fiscal Mazzucchi  para poder realizar semejante persecución y a pesar de la obviedad de todos los abusos de poder, continuar realizando lo que quieren con total y completa  impunidad?

Ante semejante corrupción e impunidad, cae de maduro de que no existe ningún género de garantías que este tipo de “justicia” nos pueda brindar. Si el maestro Mehir se presentara ante un personaje siniestro y corrupto como el Fiscal Mazzucchi que encima es el representante de la “justicia” en nuestra ciudad, sería apresado indefinidamente y hasta asesinado, sin la posibilidad de una defensa justa … ¿Aún queda alguien que crea en la justicia de nuestra ciudad y en las garantías que esta brinda?

Las Amenazas

Desde los mismos inicios de esta persecución, hemos sido amenazados, injuriados, perseguidos, intimidados, extorsionados, privados de nuestra privacidad, afectado nuestros hogares y nuestra economía, y hasta perseguidos nuestros hijos a la escuela, entre muchas otras atrocidades.

Pero no es sino por las amenazas que van creciendo día a día por parte de la Fiscalía de Carlos Paz y por parte de la policía hostigadora y corrupta lo que me llevan a hacer pública todas las amenazas que hemos recibido, ya que quiero dejar un precedente y una denuncia en caso de que cualquiera de las cosas que describo a continuación llegaran a suceder.

La fiscalía de Carlos Paz y la policía alega que están buscando al maestro Mehir por todos los medios posibles, en lugar de dedicarse a corroborar si los supuestos delitos fueron ciertos o no (hechos que ya hemos demostrado en reiteradas ocasiones que son absurdos).

Realizan reiterados allanamientos en los hogares de los discípulos del maestro Mehir… ¿bajo qué pretexto? Algunas de las cientos de personas que nos sentimos perseguidas han realizado denuncias y pedidos de “Habeas Corpus” solicitando que la “justicia” describa las razones por las que somos perseguidos día a día por las calles y allanados nuestros hogares, a lo que simplemente responden que es “improcedente”, es decir…  afirman que “no somos perseguidos” y que la investigación sobre el maestro Mehir “no tiene nada que ver con nuestra persona”?… Al muy poco tiempo, realizan nuevos allanamientos sobre los hogares de estas mismas personas. ¿Acaso  es “improcedente” entonces pedir habeas corpus…?

¿Qué pruebas están buscando en los allanamientos cuando lo que se llevan es una gran cantidad de libros? ¿Acaso creen que van a encontrar la “doctrina secreta de como manipular psicológicamente” para obtener beneficios sexuales? ¿Hay que sepultar las bibliotecas particulares de los ciudadanos en el patio de las casas como en la época de la dictadura militar? ¡Es tan absurdo e indignante!

Esto es otra prueba escalofriante de lo que realmente pretenden detrás de este circo de calumnias aberrantes: amedrentar, amenazar, y paradójica e irónicamente, “coercionarnos psicológicamente” para sembrar miedo y ejercer su inquisidora, retrógrada e inconstitucional  PERSECUCIÓN IDEOLÓGICA DICTATORIAL … ¿y creen acaso que robándonos nuestros libros nos están lavando nuestro cerebro y vamos a abjurar como en la edad media a nuestras creencias?

¡Hipócritas! ¡Y más hipócritas aquellos poderes a los que estamos denunciando diariamente todos estos abusos y NO HACEN NADA porque “todo está en manos de la justicia”! ¿¿Qué Justicia??

Cabe señalar que nuestro abogado también ha sido amenazado “legalmente” por parte de la “justicia” de perder su matrícula si continúa con la defensa del maestro Mehir, acusándolo de malgastar los recursos de la justicia cuando intentó pedir explicaciones de las razones por las que cientos de personas están perseguidas, durante la presentación de diferentes “Habeas Corpus”.

Por otro lado, durante los allanamientos, el personal policial encargado de realizar las operaciones tuvo muy en cuenta de dejarnos en claro de que “hasta que el maestro Mehir se presente iban a continuar realizando este tipo de operativos”. Entonces… ¿no queda totalmente claro que todos estos operativos no tienen ningún género de intención investigativa sino que el objetivo de los mismos es el de hostigar, amenazar y dar miedo?

Personalmente soy una de las personas que tuvo que huir de la ciudad de Villa Carlos Paz al verme personalmente involucrado en esta persecución. De la misma manera que el Fiscal Mazzucchi raptó a Miriam Macias durante 48 días en la cárcel de Bower para intentar lograr que el maestro Mehir se entregue a la ¿“justicia”?!, la policía invadió mi casa buscándome a mí y a mi mujer, también para encarcelarnos sin ningún género de justificativo. El sólo hecho de pensar que mi esposa y yo podamos quedar encerrados en la cárcel por tiempo indeterminado sin ningún género de justificativo, y que mi hijo se quede sin sus padres, fue más que suficiente para tomar la decisión de no someterme a semejante vejación.

Ahora… ¿aún alguien se pregunta cuál es la razón por la cual Miriam Macías estuvo presa durante 48 días sin ningún género de justificativo, sino es para meter miedo a todas las personas que creen y defienden al maestro Mehir? Para mí es absolutamente obvio, y si querían amenazarme, lo han logrado. Pero aun así no voy a renunciar a mis convicciones.

Por otro lado, la Fiscalía de la Ciudad de Villa Carlos Paz no solo se limitó a realizar decenas allanamientos con “justificativo legal” (muchos de ellos mal hechos), sino que también han realizado tantos otros de forma totalmente ilegal enmascarados en forma de robos y asaltos.

Somos cientos de personas que vivimos en la Ciudad de Villa Carlos Paz. En 20 años de convivencia como ciudadanos de esta comunidad, si hemos recibido entre todos algún robo, habrán sido 2 o 3 en todos estos años. Sin embargo, y particularmente en este momento, de repente en un solo mes, y en el momento de máxima persecución…¡¡ nos han “robadomás de 20 veces!! ¿No es una extraña coincidencia?

Para nosotros queda muy claro. Rompen la ventanilla de un auto, se llevan los papeles y un pen-drive pero dejan el estéreo. Ingresan a una casa, se llevan apuntes manuscritos, computadoras  y revistas de la Escuela El Cántaro, pero dejan un plasma. Es muy obvia la conclusión de que no son robos esporádicos, sino que son allanamientos encubiertos para buscar ¿qué genero de evidencias?

Roban una casa, toman la patente del vehículo que se utilizó en el atraco, se realiza la correspondiente denuncia policial, y luego de meses, ¡aún no saben a quién pertenece el vehículo! O la policía es totalmente inútil y no sirven para nada, o simplemente no les conviene investigar el asalto… ¿No es todo tan obvio y absurdo?

Pero este es sólo el comienzo. Todos estos son simples operativos corruptos que intentan meter miedo tanto de forma legal a través de los allanamientos como de forma ilegal a través de los robos. Las AMENAZAS van MUCHO MAS ALLÁ.

Desde diferentes fuentes policiales a las que tenemos acceso (“informantes”), nos han advertido que no están buscando  sólo al maestro Mehir, sino a varios de sus discípulos para “plantar una prueba” dado que “nos quieren hacer caer” a toda costa. Aclaramos que desconocíamos esta “jerga policial criminal” y desgraciadamente nos estamos instruyendo para poder comprender su “modus operandi”. En un allanamiento de rutina, en el cual nos encuentran unos “gramos de…” o una “pistola que fue utilizada en algún delito”, se aseguran de que pueden meternos a cualquiera de nosotros en la cárcel y que no “haya nada que los pueda sacar”. También nos advirtieron de que no mencionemos nada de esto dado de “nos van a limpiar”.

Sinceramente, desconozco si todo esto es una maniobra para amenazarnos, subyugarnos y meternos miedo, o si realmente planean realizar semejante atrocidad. Sea como sea, quiero dejar un antecedente y denunciar estos hechos, para que si llegara a ocurrir realmente algo de lo anteriormente describo, quede un registro de todas las amenazas previas que hemos recibido que corroboran la forma corrupta de operar de la policía de Villa Carlos Paz, influenciada íntimamente por la fiscalía de 2do Turno y el Fiscal Mazzucchi, y que busca cualquier excusa para meternos en la cárcel y asesinarnos a cualquier costo.

En caso de que cualquiera de estos eventos sucediera, queremos aclarar que tenemos infinidad de testigos, nombres de todos los informantes y evidencias que lo corroboran.

Por razones obvias mi denuncia no la puedo hacer ante la policía ni ante las autoridades judiciales, ya que son quienes me están hostigando y persiguiendo. Ni tampoco me voy a presentar por más que me den todas las garantías de esta “justicia”. Ya nos ofrecieron con anterioridad todas las “garantías”, y sin embargo las amenazas continúan creciendo día a día. También hemos intentado presentar ante los medios de comunicación toda nuestra defensa y las denuncias de la persecución en la que actualmente nos vemos involucrados y nos han cerrado las puertas.

 

Corrupción

Viendo la forma en la que funciona la justicia y la policía de la ciudad de Villa Carlos Paz, y siendo todo tan obvio… ¿Cuáles son las fuerzas políticas que apoyan la impunidad y corrupción de toda esta gente, y les dan poder para que hagan lo que se les cante?

¿Nuestros poderes ejecutivo, legislativo y judicial, no están creados de forma tal en la que existen organismos que controlen el correcto desempeño de nuestros funcionarios? De ser así … ¿Cómo puede ser que un organismo como la policía de toda una ciudad y el poder judicial obren de esta manera sin ningún género de control ni nada que los refrene?

La propia Fiscalía General de la provincia de Córdoba nos advirtió de que estaban investigando diferentes casos de corrupción del fiscal Mazzucchi, y de las “zonas liberadas” de la policía de Villa Carlos Paz, y aun así estos organismos siguen obrando impunemente. ¿Acaso los organismos de control están de acuerdo y apoyan a estos funcionarios corruptos por razones políticas haciendo la vista gorda de todo su accionar y abuso de poder?

 

Sr. ciudadano de la ciudad de Villa Carlos Paz. Entérese de cómo el hermoso marco natural en el que vive está lleno de corrupción y de abusos de poder. Esta es la gente que gobierna nuestra ciudad. No haga la vista gorda como lo hacen nuestros políticos que miran hacia otro lado como si nada malo aconteciera en nuestra localidad y en nuestra provincia.

Sepa que usted puede caer en la cárcel y nadie lo va a poder sacar, si es que ofende o se pone en contra de alguno de los intereses de los déspotas que reinan sobre su vida.

 

M.D.L.